Creemos en películas antes que a la historia

Películas, en este caso películas históricas y películas basados en hechos reales; nos entretienen, nos hacen reír, emocionar, conmover y encima nos muestran sucesos que han ocurrido a lo largo del tiempo o a personas las cuales pueden ser importantes, o interesantes, para nosotros. Con esta descripción uno puede pensar en dos cosas: “Vaya, pues son unas películas interesantes que pueden enseñarnos muchísimo” o “Vaya, qué coñazo”, tristemente una parte notable de gente a la que le hables sobre este tema te responderán con la segunda opción o con alguna frase símil. Es verdad que si existiera alguna película, obra teatral, novela, etc. que hablara sobre la vida exacta de alguien o sobre algún hecho histórico tal cual ha sucedido, sería algo aburrido y tedioso, por lo que hay que resumir, pero no resumir de una forma en la que una vida se abrevia y se cuentan las partes más importantes, sino, inventar sucesos que no han tenido absolutamente nada que ver, para así tener más “chicha” y conseguir más audiencia.

El ejemplo que os traigo hoy es, nada más y nada menos que, la película “Amadeus”, en la que se narra la vida del gran compositor del Clasicismo, Wolfgang Amadeus Mozart. En la película el protagonista no es el propio Mozart, sino el compositor Antonio Salieri, el cual describe cómo conoció al joven músico y como, poco a poco, fue detestándole más y más. Es verdad que muchos de los datos que nos proporciona la película son verdaderos, como por ejemplo el matrimonio con su esposa Costanza, sus problemas económicos, las apariciones de un hombre encapuchado, su temprana muerte a los treinta y cinco años y el curioso dato de que éste fue enterrado en una fosa común (por lo que hoy en día no se sabe dónde está su cadáver). Son bastantes datos correctos ¿verdad?, ¿qué es aquello en lo que nos están mintiendo?, veréis, en la propia película se presenta a Mozart como un joven talentoso pero estúpido, poco avispado, con una risa tremendamente irritante y con tan solo un hijo, siendo que era una persona normal, con una mente brillante para la  música y con varios hijos. El dato más importante de la película, con el cual nos engañan vilmente es que, Salieri tenía bastante contacto con Mozart, al cual tenía una gran envidia y al que ayudó a realizar y terminar su Requiem, ya que éste falleció antes de poder acabarla antes de morir por una terrible enfermedad; pues no amigos míos, no fue así, tan solo estos dos personajes se vieron pocas veces en su vida y apenas tuvieron contacto (aunque sí que tuvieron una breve pelea por plagios) y, quien le ayudó a concluir su última obra fue su alumno y amigo Franz Süssmayr.

¿Por qué nos engañan de esta forma? ¿qué quieren conseguir con esto? Tan solo quieren que la película sea más llamativa y que guste más al público, pero es curioso que lo hagan con personajes tan importantes de nuestra historia ya que mucha gente que no esté muy informada del tema puede llegar a aprender términos y hechos erróneos. No es la primera vez que se nos engaña con sucesos históricos para llamar nuestra atención, o, para hacernos sentir mejor, como en el caso de la Batalla de Pelusium (525 a.C.) en donde los egipcios perdieron una lucha ante los persas, pero al llegar a sus hogares éstos mintieron ante tales actos y, a día de hoy, se llega a creer que esa batalla la ganaron los propios egipcios.

Y tú qué crees,

¿Nos manipulan para hacernos más felices, o, es que nos parece aburrida nuestra propia realidad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s