Hace un año dijimos ni una menos, ¿cuántas faltan?

Hace un año, el 7 de noviembre de 2015, ocurrió algo hermoso. Cientos de miles de personas de todo el país, independientemente de nuestro género, orientación sexual, filiación política, etc. confluimos en Madrid en una gran marcha contra la violencia hacia las mujeres. Decíamos entonces que no queríamos ni una menos, que las queríamos vivas, que NO es NO. Y fue emocionante ver a familias, a niñas y niños, a personas mayores unirse a la lucha feminista como hasta ahora pocas veces se había visto.

Madrid se tiñó de morado y recuerdo que ese día pensé que estábamos más cerca de conseguirlo… Sin embargo, un año después compruebo (una vez más) que la inmediatez de la calle no suele tener efectos en el corto plazo. Ese mismo 7 de noviembre, cuando volvía en el autobús hacia mi ciudad descubría que dos mujeres habían sido asesinadas en Asturias y Córdoba. Al día siguiente, otra en Valencia.

Y desde entonces hasta ahora, en 365 días, 66 mujeres han muerto a manos del hombre que decía que las amaba (52 oficiales y 14 no oficiales), 11 mujeres han sido asesinadas manos de hombres con los que no guardaba ningún vinculo, 10 mujeres murieron asesinadas por familiares (9 por familiares directos y 1 por conexión), ha habido 4 feminicidios infantiles y 5 por prostitución… Y la lista, aportada por feminicidio.net sigue.

El otro día, cuando abrí Facebook, vi a una amiga compartiendo el típico artículo sobre denuncias falsas y violencia de mujeres hacia los hombres (que cuesta pensar que sea por razón de género, desde luego). Tras mucho intentar explicar por qué no son equiparables, abrí Google y busqué “asesinado por” y “asesinada por” y le mostré las predicciones del buscador de cómo terminaría dicha búsqueda. Resulta que a los hombres los asesinan bandas terroristas, narcotráfico o incluso por error, mientras que a las mujeres las asesinan su hermano, su pareja o por no llevar velo. Le mostré los resultados y entonces, mi amiga comprendió por qué le decía que este era un problema endémico en la sociedad y que no se podía comparar con casos puntuales de violencia de mujer a hombre.

¿Quiero decir con todo esto que el 7N no sirvió de nada? ¿Que hay que dejar de manifestarse? Todo lo contrario. Tenemos que tomar las calles: las mujeres a la cabeza y los hombres apoyando. Como una vez me dijo un compañero de militancia: los hombres debemos ser los pesados que día a día saquemos con nuestros amigos, familiares, compañeros, etc. que ellas siguen siendo asesinadas solo por ser mujeres. Juntas y juntos podremos acabar con esta lacra. Por Mariana, por Silvia, por Mireia…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s