De cómo Conor llamó a su monstruo

Se hizo el silencio en la sala, los títulos de crédito comienzan, las luces se encienden. Y todo el mundo calla, medita y llora.

¿Qué tiene Un monstruo viene a verme para desgarrarte por dentro? ¿Su historia? ¿Su director? ¿Su escritor? ¿O la desconocida Siobhan Dowd?

Hace poco menos de un mes se estrenó en los cines de todo el mundo, y es incapaz de dejar indiferente a nadie. Se han escuchado críticas aclamándola como uno de los mejores estrenos de 2016. Y es inevitable preguntarse, aún sabiendo que ha recibido mejores críticas que malas, por qué una minoría no la termina de aceptar.

Las expectativas son el gran enemigo de toda película y han sido la pesadilla de Un monstruo viene a verme. En sus números está el gran éxito en taquilla, pero cuando preguntamos a la salida del cine un porcentaje considerable de los espectadores no quiere volver a verla. La explicación de los entrevistados: las expectativas. El público en su mayoría esperaba otra película con otra historia más «plana» y se ha encontrado con una trama emocionalmente salvaje, agresiva y profunda.

A través de los ojos de Conor O’Malley, un niño de 13 años, vemos cómo tiene que afrontar una realidad más cruel que la peor de las pesadillas. A través de los ojos del monstruo, más antiguo que el tiempo, vemos cómo Conor tiene que hacer frente a esas pesadillas y dar muerte a sus dragones.

Una danza perfecta entre la fantasía y la más cruda de las realidades, sobre la infancia atrapada en la madurez.

Así es como lo diseñó Siobhan Dowd, autora original de la historia, y así es como habría sido su libro de no ser porque la más cruda de las realidades se la llevó. Pero si algo dejó claro Siobhan Dowd cuando comenzó a crear este mundo fue que las historias están vivas. Eso es lo que hace mágico Un monstruo viene a verme, una magia que Patrick Ness consiguió retomar y acabar en 2011, y Jim Kay dar forma con sus espectaculares ilustraciones.

Si necesitamos más pruebas de que la historia de Conor y su monstruo está viva sólo necesitamos presentar a un personaje más: J.A. Bayona. Este ya conocido director ha dado tiempo a esta historia que ya contaba con vida y forma. Con un fiel guión de Patrick Ness, una fotografía basada en las vertiginosas ilustraciones de Jim Kay, una animación más que sobresaliente y una asombrosa dirección de J.A. Bayona, Un monstruo viene a verme no solo no es una película «plana» como la que el público podía esperar, sino que nunca podría serlo aunque quisiese.

Un gran equipo detrás de esta profunda historia destinada al éxito para quienes hayan sabido acompañar a Conor y su monstruo a través de este viaje.

«Las historias son criaturas salvajes» le dice el Monstruo a Conor en una de sus visitas, y es precisamente en esta revelación donde encontramos la explicación del éxito de este nuevo y salvaje proyecto de J.A. Bayona, anteriormente de Patrick Ness, originalmente de Siobhan Dowd.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s