La epopeya descarnada de Stephen King

He de confesar que siempre me han atraído los mundos de fantasía. El poder adentrarte en los mayores y mas íntimos recodos del imaginario de un escritor es, sin duda, uno de los mayores placeres que nos brinda la literatura. Desde los páramos helados de Narnia, hasta los polvorientos y ensangrentados Campos de Pelennor en Minas Tirith, mi curiosidad y mis ganas de vivir nuevos universos solo han ido en aumento. Uno crece, sufre cambios y, en definitiva, madura. Uno busca el límite de esos universos y cuanto más lees la cosa se pone peor: quieres que sean más complejos, más oscuros y más serios. En este punto me encontraba yo hace unos meses, buscando una experiencia que pusiera a prueba todos mis sentidos. Que me hiciera evolucionar como lector. Y la encontré, encontré La Torre Oscura.

Es aquí donde Stephen King y yo nos conocimos: en el calor del verano, entre chapuzones, cornetos y crema solar. Stephen King es, ante todo, el rey del misterio. Es reconocido mundialmente por ser el máximo exponente en lo que a novelas de terror se refiere. Bien conocidas son obras como IT o El Resplandor (que contó con una adaptación cinematográfica de la mano del maestro Kubrick). Sin embargo yo nunca había leído a King, pensaba que era un escritor demasiado obtuso en su estilo y demasiado oscuro en sus historias de demonios, psicópatas y niños en triciclo. Pero todo esto cambio en el momento en que El Pistolero cayó entre mis manos.

farhamp

«El hombre de negro huía a través del desierto y el pistolero iba en pos de él». Esta es la premisa de El Pistolero, la primera novela de la saga de La Torre Oscura. Nos encontramosen un mundo que se «ha movido», un mundo con profundos tintes apocalípticos, súcubos y mala leche. El mundo de Rolando (el incansable pistolero) es un mundo crudo, hostil y despiadado. Rolando tiene una misión: encontrar la Torre Oscura. Y esta misión, que es su vida y su condena, le conducirá por los más pintorescos lugares y paisajes y le pondrá a prueba de formas insospechadas. Sin entrar en detalles que pudieran arruinar la experiencia, si puedo deciros que en este primer contacto se nos presentaran unos pocos personajes que serán de una transcendencia vital a lo largo de la saga. Y de los que nos podemos llegar a encariñar hasta límites insospechados. Es una obra pausada, que se cuece a fuego lento y que nos deja con un montón de incógnitas… Pero también es siempre justa y  ofrece explicaciones convincentes (aunque tarden en llegar).

Las restantes novelas no hacen si no mejorar este primer contacto, con tramas originales y frescas que a buen seguro os sorprenderán. El punto álgido, a mi parecer, se alcanza en el tercer tomo de la saga: Las Tierras Baldías. Tanto lectores como crítica coinciden en que es una de las novelas de mayor calidad escritas por King. La originalidad alcanza sus cotas más altas en el épico viaje que se nos cuenta a lo largo de quinientas páginas llenas de  pólvora, sangre y lágrimas. Muy recomendable sin lugar a dudas.

En definitiva La Torre Oscura es una cita obligada para los amantes de la fantasía y la ciencia ficción que no temen ir un paso más allá. No os voy a mentir: es una saga dura, intrincada y que requiere de un lector cómplice, pero que enganchará a todo aquel que disfrutó tanto con las cintas de Sergio Morricone como con Mad Max. En La Torre Oscura convergen la cultura pop, el steampunk, las novelas caballerescas y el más puro western. Un cóctel inolvidable que quedará, ya para siempre, entre mis imprescindibles.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s