Unir a través del mazo

El deseo de poder y el enfrentamiento entre grupos son dos comportamientos que han marcado el devenir de las sociedades de forma constante a lo largo del tiempo. Múltiples son los épicos relatos que han llegado hasta nuestros días sobre las batallas con héroes legendarios ya sea a través de la tradición oral o escrita.  Ejemplos de esta idea los podemos encontrar en los monumentos clásicos. Antaño lugares como el Coliseo o el Circo Máximo no fueron más que recintos en los que los ciudadanos romanos se congregaban para ver morir a cristianos u otros grupos étnicos a manos de animales o gladiadores. A día de hoy la percepción de estos lugares es completamente diferente, siendo concebidos como grandes hitos del arte y la arquitectura humana. Entender los símbolos del pasado en su contexto es una de las tareas más complicadas a las que puede enfrentarse un historiador, más aún cuando se trata del antiguo Egipto como es este caso.

Nos encontramos entre el 3200 y el 3150 a.C, el territorio que recorre el río Nilo se encuentra dividido en dos partes, Alto Egipto y Bajo Egipto. El Alto Egipto se encuentra mucho más avanzado tecnológica y socialmente que la zona más cercana a la costa mediterránea. Estos cuentan con obras de irrigación que propician una vida sedentaria y una gran preocupación por el aspecto funerario que significan el primer paso hacia lo que se suele llamar sociedad compleja. Mientras en el sur tenemos la cultura de Nagada, en el norte de Egipto florece la cultura Merimdé que se nutre de la influencia agraria de Palestina y que se caracteriza por una sociedad menos desarrollada que en el Alto Egipto. La pugna por los recursos naturales y en última instancia por la supervivencia es un aspecto que marca el día a día de las culturas antiguas en un mundo de precariedad dado por el medio y el desarrollo tecnológico.

La cultura de Nagada conserva en su idea primigenia muchos de los aspectos que darán lugar al antiguo Egipto tal y como lo conocemos, con su imaginería, cerámicas, organización, etc. El progreso de Nagada y en definitiva del sur de Egipto crea el clima perfecto para que se cree una importante cultura material que nos relata la vida y las costumbres de estos hombres y mujeres del neolítico en el país del Nilo.

¿Por qué se produce una diferencia tan grande entre ambas sociedades con una distancia relativamente pequeña? Las hipótesis que se barajan respecto a este tema son varias, muchos fueron los que defendían la idea de la generación espontánea de grandes líderes venidos de Mesopotamia que trajeron sus costumbres e ideas, una hipótesis descabellada y que consigue evadir la cuestión de la investigación y el análisis. Citando a Antonio Pérez Lagarcha «las recientes excavaciones en Abidos o Hierakómpolis han permitido conocer que a finales del IV milenio el clima se hizo más seco y que las lluvias permitían una agricultura en las proximidades del río Nilo.» Este cambio climático obligó a conquistar otros territorios hasta entonces abandonados por las violentas crecidas del río.

narmerpalette-closeupofprocession-rom

El proceso de conquista de nuevos territorios y la agrupación en núcleos de población precisaba de estructuras políticas y líderes en lugares como Nagada, Abidos o Hierakómpolis. Unos líderes que tenían la necesidad de reafirmar su poder constantemente para legitimarse al frente de sus súbditos, la forma preferida para llevar a cabo esta reafirmación fue a través de las paletas ceremoniales y representaciones en piedra, que es el tema que hoy aquí intentaremos analizar.

El poder. Ese bien tan preciado, intangible y al que todos aspiran. Hobbes afirmaba que el deseo de poder es inherente a la naturaleza humana puesto que cuanto más poder tenemos nuestra supervivencia será más posible. Pero alcanzar el poder no es el final del trayecto, ya que mantenerse ahí arriba no es tarea fácil, requiere un constante trabajo de legitimación y reafirmación de la figura que representa a la sociedad en cierto modo. Esa legitimación del poder en la Antigüedad tiene algunas diferencias de contexto y canal en comparación con la actualidad, pero en su trasfondo responde a la misma necesidad. Cambia la forma de representar la idea de poder, por lo cual también se verá alterada la percepción que tendrá el receptor de la imagen, en este caso el pueblo egipcio. Toda esta explicación converge en un punto que resulta esencial para comprender el arte egipcio y en definitiva la representación del faraón por encima del resto. Estamos hablando de la conocida como paleta de Narmer.

La conocida como paleta de Narmer data del 3050 a.C y representa lo que muchos expertos han aceptado como la imagen de unión del Alto Egipto con el Bajo Egipto. Dicho de otra forma, la anexión del sur sobre el norte del territorio egipcio. Las paletas ceremoniales son piezas planas de diferentes tamaños, creadas y utilizadas para la mezcla de los ingredientes o materiales necesarios para conseguir colores. En estas paletas se unían tonalidades variadas para decorar elementos o simplemente para maquillar a personas. El tamaño de éstas solía oscilar entre 2 y 70 centímetros, se han encontrado paletas con formas muy dispares, trapezoidales, por ejemplo o anicónicas. Las mencionadas paletas estaban decoradas, en su periodo más antiguo, con formas en la parte superior, más tarde, los artesanos intentaron plasmar animales o partes de ellos. El color verdoso de las paletas tiene su explicación, ya que se relacionaba con el color que presentaba el limo del Nilo y por tanto connotaba fertilidad y buenos presagios. Se creía así que los cosméticos creados en esa paleta tendrían poderes positivos por su origen, composición y vínculo.

Unir a través del mazo
vía wikimedia.org

Estas paletas ceremoniales están compuestas por una iconografía bastante compleja, con un entramado de símbolos que tienen su origen y significado en las costumbres antiguas de Egipto. En éstas paletas siempre encontramos un patrón que se repite, estamos hablando de una zona circular situada en el centro. Aquí nunca se mezclaban materiales o elementos. Hay diferencias contextuales y de uso, desde una función funeraria para decorar la tumba del fallecido o maquillar al difunto hasta ritual como parte de alguna tradición religiosa. Las de tipo funerario estaban normalmente relacionadas con las mujeres, mientras que las rituales estaban en poder de los sacerdotes.

Todos los focos se centran en una zona. Un lugar que atrae todas las miradas de los curiosos visitantes modernos. Un hombre porta un enorme mazo, a sus pies su moribundo rival esperando el golpe de gracia. Ese hombre no es otro que el faraón del Alto Egipto conocido como Narmer o Nemes, algo fácil de reconocer ya que porta la corona blanca o Hedyet. Esta imagen que ocupa el centro de uno de las dos caras de la paleta connota una violencia desmesurada y nos viene a decir que la fuerza del faraón no conoce límites y no habrá piedad con aquellos que osen peligrar su poder. El enemigo abatido aparece en una posición secundaria, tiene un menor tamaño respecto del faraón (aunque probablemente tuvieran la misma talla) dejando claro quién es quien es el enemigo y quién el vencedor. Dentro de la cultura antigua hay una característica que marca las representaciones bélicas, la desnudez de los vencidos, despojándoles de sus vestimentas y humillándolos todavía más. Pueden citarse ejemplos como la Estela de los Buitres, la Estela de Naram Sin o los bajorrelieves del palacio de Lakish.

A la imagen central le acompaña la divinidad que ha hecho posible esa victoria del faraón sobre sus adversarios y que además le bendice en su lucha. Este dios no es otro que Horus que se coloca por encima de unos papiros que representan al Bajo Egipto. La elección de Horus viene dada por la procedencia del faraón, Hierakómpolis, lugar tradicional de culto al dios halcón. La cosmología egipcia considera al faraón la representación de Horus en la Tierra que en el día de su muerte se transformará en Osiris para acompañar al resto de dioses en el más allá.

Unir a través del mazo
vía nationalgeographic.com

Siempre se ha analizado la unión del Alto y el Bajo Egipto a través de esta paleta, algo que con la investigación se ha esclarecido que no fue Narmer quien unificó ambos territorios, encontrándose tumbas de reyes anteriores en Hierakómpolis. Esto no quiere decir que la paleta pierda legitimidad como tal, incluso gana todavía más fuerza puesto que a partir de esta paleta en la que se representa la fuerza del Alto Egipto contra los enemigos lo que se busca es amedrentar a aquellos que no aceptaran el nuevo orden establecido. El proceso unificador de Egipto en un único Estado no fue tarea fácil como bien pone de manifiesto la paleta de Narmer, ya que muchas poblaciones no aceptaron la centralización y la imposición de un nuevo régimen que chocaba con lo establecido hasta entonces. La clave del éxito de este proceso estuvo tanto en sus acciones violentas como representa la paleta como en las acciones políticas, creando e instaurando mecanismos para el funcionamiento del Estado, centralizando recursos, desarrollando una política común y en definitiva poniendo en marcha un imaginario común y cultural que conformara un pueblo sublevado y afín al mandato del faraón. La paleta de Narmer y todo lo que representa es imprescindible para comprender la articulación del Estado egipcio y cómo se acuñó de forma gradual un discurso común a todo el territorio atravesado por el Nilo.

El hombre que recibe el golpe de gracia con el mazo o cetro faraónico es un extranjero con el pelo rizado y barba, así pues se pretende dejar claro que el enemigo son aquellos que tienen los rasgos físicos típicos de los egipcios y que bien podría tratarse de un libio o de un habitante de la zona del Próximo Oriente. Estos solían asentarse en el delta del Nilo por su buena situación geográfica para la vida y la agricultura y por ser un lugar de paso hacia otras zonas. Muy probablemente, estos extranjeros a los que se refieren en la paleta fueron aquellos que pusieron más trabas a la hora de unificar el territorio o bien podrían ser considerados como el foco de todo el odio con el fin de crear un relato de unión de los pueblos estableciendo un “ellos”, encarnado por estos extranjeros. La imagen del faraón golpeando a su enemigo es la imagen preferida y aquella que perdurará durante toda la historia egipcia por su connotación de superioridad y humillación del enemigo.

narmer

Las paletas ceremoniales no pueden estudiarse en separado sino dentro de un contexto pre-dinástico. Una época anterior a la unificación del valle del Nilo que se corresponde con el Calcolítico o Edad del cobre. En él se establecieron las convenciones artísticas y se pusieron los fundamentos políticos que estructuraron posteriormente el Egipto faraónico. Todas estas paletas relatan un acontecimiento histórico o mítico que busca ensalzar un hecho militar para reforzar así la posición del poder existente.

Una imagen de superioridad, de dominio, autoridad y supremacía que genera un relato mítico alrededor de la figura del faraón muy difícil de combatir para las gentes del 3000 a.C y que continuará hasta la anexión del imperio romano en el 31 a.C.

Continuidad y solidez. Las dos palabras que mejor definen el trayecto histórico que tuvo Egipto, un Egipto que a diferencia de sus vecinos mesopotámicos no basó su organización en potentes ciudades-Estado sino en un proyecto unificado atornillado a un Nilo que daba la vida y anunciaba la muerte. Un Egipto con un farón que no dudaría en golpear con el mazo a los rebeldes y a todo aquel que pretendiera hacer tambalear al Estado. El Estado egipcio unido da su comienzo simbólico con la paleta de Narmer y a pesar de los altibajos constituirá una de las civilizaciones más longevas de la historia de la humanidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s