Entrevista a Andrea Levy: «La estrategia política de Rajoy ha funcionado»

La tarde del martes 17 de enero de 2017 es como la de cualquier otro martes en Madrid: dinámica y enrevesada. El equipo de Farhampton es recibido en la famosa sede nacional del Partido Popular (Génova, 13) por el responsable de prensa, que nos acompaña al despacho de Andrea Levy, vicesecretaria de estudios y programas, en la segunda planta.

Una habitación no muy grande, con fotos colocadas sin un orden aparente en un corcho con recuerdos de mítines, actos… y festivales. Desde la primera palabra que uno cruza con Andrea, percibe inmediatamente que no es como muchas otras figuras políticas del Partido Popular. En los minutos previos a comenzar la entrevista, se charla de todo un poco. Concretamente de música.

Lo que nos enseña Andrea Levy es que los tiempos están cambiando y, con ellos, a un ritmo acelerado, la política.

P: Andrea Levy, un placer. Bienvenida a Farhampton.

R: Un placer estar con vosotros.

P: Hemos visto muestras de tu capacidad para, digamos, conectar con la gente joven. Esa capacidad de mostrarte moderna y «auténtica»… ¿la observas en otras figuras políticas, más allá del PP o incluso dentro de él?

R: Bueno, yo creo que hay una generación que se ha incorporado en estos últimos años a la política que ha sabido entender que los mensajes, la fórmula de conectar con una juventud que estaba un poco alejada de la política tenía que ser diferente. Una comunicación mucho más cercana y horizontal… y desde luego no tener miedo a esos espacios que se encontraban “vetados” de lo políticamente correcto, de lo que se podía entender como serio y formal. Sí que creo que existen esas figuras en otros partidos, Podemos es un ejemplo. También en el Partido Socialista… Madina es otro ejemplo claro.

P: ¿Podríamos decir que es difícil mantener este perfil dentro del Partido Popular, que todavía desencaja con lo que es la línea del partido?

R: Bueno, yo no lo interpreto como algo que haga específicamente para conectar… yo soy yo. Y esa es mi manera de ser. Yo siempre digo que uno tiene que ser espontáneo y natural, como uno es, siempre teniendo muy claro que la forma nunca está por encima del fondo. Yo tengo muy claro cuáles son las ideas y el proyecto político que quiero transmitir y con eso, con mi manera de ser, estoy en el Partido Popular. Eso es lo que a lo mejor sorprende, que esta forma de ser, más espontánea, más natural, que no he tenido inconveniente en mostrarme tal y como soy y sorprender en algunos aspectos… puedo defender los principios y valores del Partido Popular.

No, no creo que choque… pero sí me sorprende la reacción de alguna gente que me dice “No pareces del PP” o “Esto no lo haría alguien del PP”… pero la experiencia también me ha dado que muchas personas se acerquen para decirme “Oye, es que eres como yo, yo también voto al PP”, por lo tanto existía ya ese perfil.

P: Este perfil te ha llevado a ocupar espacios comunicativos a priori más cómodos, como La Vida Moderna… pero aquí necesito preguntarte cómo te sentó que te coreasen aquello de «fascismo del bueno».

R: [risas] Yo creo que había que entender lo que eran las bromas internas del programa, es decir, yo cuando voy conocía el entorno, conocía a las personas y conocía lo que hacían. Y en fin, a Íñigo Errejón, que era el ejemplo de político que habían llevado previamente, también le habían hecho bromas. Y, de hecho, si me hubieran dicho a mí aquello que le dijeron a Íñigo también me habría molestado como mujer. Incluso habríamos podido pensar que era machismo, ¿no?

Entonces yo creo que es cuestión de entender que no por ser de derechas no tienes sentido del humor o no entiendes las bromas. Era su programa, era su escenografía y nosotros ya habíamos visto que hacían eso y dentro de todo el salto al riesgo que supuso ir a ese programa, porque evidentemente se asumían bastantes riesgos, yo creo que saber salir de esa situación diciendo que hay que saber reírse de uno mismo es la sensación de gratitud más grande que tengo de haber ido. Y creo que nos podemos sentir satisfechos de esa presencia.

Andrea Levy
«No por ser de derechas no tienes sentido del humor o no entiendes las bromas»

P: Le preguntábamos esto a Santiago Abascal en su día y creemos que es obligatorio preguntártelo a ti también: ¿crees que es necesario el feminismo hoy en día?

R: Bueno, reivindicar el papel de que evidentemente hemos de mostrar que tenemos las mismas capacidades y reclamar que se nos trate igual en aquellos espacios en los que no se hace es útil, eso evidentemente. Y eso yo creo que es parte del feminismo. Porque es cierto que aún existen muchos espacios de machismo. Hay un machismo que es fácil de identificar, que es el insulto, el que te intenta menospreciar mediante un comportamiento que se identifica más en la brutalidad de la persona que lo hace, pero hay una parte de lo que yo llamo el machismo soft que es una manera de humillarte. De decirte que no perteneces a ese entorno, que no perteneces a ese sector, y desplazarte por el hecho de ser mujer, que en opiniones políticas pasa mucho. Y sí que creo que es algo que hay que reivindicar.

P: De hecho muchos colectivos o grupos feministas critican que en la política española existe una sexualización enorme de las figuras femeninas. Es algo que podemos ver en tu caso, con Inés Arrimadas, con Irene Montero… ¿tú percibes también que existe?

R: Sí, existe bastante la necesidad de hacer esa especie de reportajes de «solo mujeres», en los que solo se te identifica por el hecho de ser mujer, cuando somos profesionales y si estamos en política es por la reivindicación de unas ideas. Entonces nosotras tenemos una responsabilidad al ser figuras públicas y es siempre intentar lanzar los mensajes, o en nuestras actitudes y en nuestros comportamientos ser bastante ejemplares a la hora de demostrar que las mujeres podemos estar ahí por nuestras valías. Y sobretodo que todos aquellos hechos que vulneren esa igualdad que tienen que tener todos los individuos ponerla de manifiesto cuando se den esos casos de abuso.

P: Entrando ya en el terreno musical, que digamos que es uno de tus elementos característicos, una pregunta directa: ¿cuál es tu grupo o artista favorito?

R: Bueno, yo reivindico Pulp, es quien me inicia en que me apasione la música, eso desde hace muchos años. Desde que empecé cuando era joven… aunque lo de joven ha quedado muy pedante [risas]. Empecé a escuchar un programa musical y ponían ese tipo de videoclips y la verdad es que me enganché. Me enganché con Pulp. Y de un tiempo a esta parte he de reconocer que me he hecho muy fan de la música de Nacho Vegas.

P: Además hemos visto, y nos ha llamado la atención, que te gusta el rap español, por ejemplo Suite Soprano. Y más allá de las opiniones que ya diste sobre por ejemplo C. Tangana, queremos saber qué raperos españoles te gustan más y sobretodo si te atrae el fenómeno del trap.

R: Fíjate, no puedo decir que sea conocedora de este tipo de música porque la estoy empezando a descubrir. Sí que creo que cuando a uno le gusta la música tiene que estar abierto a cualquier tipo de estilo, no soy purista. A veces me dicen que me han puesto la etiqueta de «indie» y me resulta hasta molesto porque parece que me haya encasillado ahí y no pueda salir de esa música. Pero sí, estoy escuchando mucho Suite Soprano, he escuchado a C. Tangana y bueno, Juancho Marqués, que viene de Suite Soprano. Es lo que más he escuchado y no me he movido mucho de ahí.

Respecto al fenómeno del trap dicen que existe en él una especie de banalización de la violencia o incluso del machismo o del tema de las drogas, pero creo que siempre hay que tener esa visión crítica en el mundo de la cultura y de la música, y no criminalizar absolutamente ningún estilo. Me parece interesante y ya digo que estoy iniciándome, no creo que sea conocedora ni mucho menos fan de este tipo de música.

P: Y por cerrar un poco el tema del rap… ¿cómo conociste a C. Tangana y, sobretodo, cuál es tu posicionamiento respecto al conflicto que tuvieron unos meses abierto él y el Nega?

R: Bueno, no soy quién para meterme en ese conflicto, de entrada porque no me parece bien que haya agresiones. Mi conflicto, la manera que tuve de expresar esa broma es por un rifirrafe que tuve con el Nega, pero conseguí un poco limar esas asperezas que teníamos. Porque hay una cosa que sigo manteniendo, que uno puede tener todas las discrepancias ideológicas y ser antagonistas en pensamiento, pero eso no puede suponer la incapacidad de encontrar espacios comunes, y más con gente que compartimos una misma generación y un mismo entorno cultural que debería hacernos capaces de lograr esos entendimientos en algunos temas. Yo creo que sería un fracaso de la sociedad si solo buscáramos la colisión, si fuéramos incapaces de abrir esos espacios comunes que para mí es lo que debe ser la democracia.

Y bueno, descubrí a C. Tangana a partir de la canción “Antes de morirme”, que me la pasó una amiga que la escuchaba y me gustó, me gustó mucho. Pero no, no me voy a posicionar. Si acabó como acabó, es que ninguno de los dos tenía razón.

P: Y esta pregunta es obligada si hablamos con alguien indie del PP: ¿qué piensas de Taburete?

R: [risas] Pues no les he escuchado especialmente, pero creo que todo el mundo tiene derecho a su vida y a su desarrollo personal sin sus condicionantes personales ni familiares.

P: Había rumores de que en aquella canción en la que dicen “Que suelten al pato“, el pato es Bárcenas.

R: ¿Tú crees? No sé, no estoy tan metida en la música [risas]. Pero oye, yo creo que todo el mundo tiene su oportunidad más allá de sus lazos familiares.

Andrea Levy
«Yo reivindico Pulp, es quien me inicia en que me apasione la música, eso desde hace muchos años»

P: ¿Te metiste en política por la common people que diría Pulp?

R: No, me metí en política por el tema del independentismo. Creía que tenía que dar un paso de responsabilidad cívica y ciudadana para contrarrestar el discurso de que España era lo peor y de que España maltrataba a Cataluña. Y sobretodo para combatir lo nefastos que son los nacionalismos, que lo han sido en la historia y que espero que no lo sean en este presente.

P: Precisamente para hablar de la cuestión catalana, ya que tú eres diputada en el Parlament, ¿eres del bloque duro del partido en esta cuestión o crees en la posibilidad de un encaje diferente de Cataluña dentro de España?

R: No. Es que esto no es un puzzle que miramos a ver cómo lo encajamos. Existe tiene una historia compartida y en estos momentos lo que hay es una utilización, o mejor dicho una colectivización de un sentimiento, de un hecho individual, para que se legitime a un poder político. Eso es lo que me parece que se está haciendo con el independentismo. Se está colectivizando un sentimiento para dar legitimidad a una forma de gobernar en Cataluña que a mí me parece que perjudica enormemente a la sociedad catalana y a su futuro.

Por lo tanto yo entiendo que hay que hacer mucha pedagogía, mucha política, y construir un discurso político basado en realidades y en hechos compartidos que tenemos toda la sociedad española desde las diferentes tradiciones y sensibilidades que existan, evidentemente, y eso es la riqueza compartida. Yo tengo la suerte en política de desplazarme por diversas partes de España y ahí ves esas tradiciones y esa cultura diferenciada. ¿Por qué eso nos ha de desunir y nos ha de hacer diferentes?

Ese relato del diferente y del contrario, de un sentimiento que cuando lo tienes no perteneces ya al resto, me parece absolutamente peligroso hablar de esas etiquetas que te bloquean para formar parte de otra cosa. Son posiciones que no me sitúan en ser dura, sino precisamente en el centro. Los que se radicalizan son los otros.

P: Hilando un poco con esto último, siendo la idea que te planteaba algo que ha venido abanderando Podemos… siempre que existe un sorteo para alguna eliminatoria en fútbol o en cualquier deporte, un equipo elige cuál es el rival que prefiere porque, a priori, es más débil. Aquí tienes que mojarte. Si tuvieses que elegir cuál fuera el próximo líder de Podemos… ¿a quién prefieres para los intereses del Partido Popular: a Íñigo Errejón o a Pablo Iglesias?

R: [risas] Es que no creo que eso sea una cosa de los intereses del Partido Popular. Nosotros construimos nuestro discurso en positivo. No lo construimos contra Podemos, por cierto, que eso siempre lo he visto en el discurso de Pablo, que habla sobre, por ejemplo, sus documentos para Vistalegre para “echar al Partido Popular”. Yo creo que lo que tiene que reivindicar es ser una fuerza mayoritaria por él mismo, por lo que él hace.

Sí que creo, y vamos a hablar bien de otros compañeros políticos, porque al final hay que reconocer aciertos en el otro y eso a veces en política se hace poco, que han traído de positivo una cierta flexibilidad, una especie de décontracté, no sé cómo se explica exactamente en español. Nos han aportado al resto de partidos una forma de hacer política más desenfadada. No sé si hubiésemos llegado hasta aquí sin la irrupción de fuerzas políticas como Podemos. De ahí a que eso atraviese la frivolidad no sé si les falta mucho o no porque estamos viendo que a veces esa exposición tan prácticamente pornográfica que tienen de su día a día, de sus discusiones, de lo que están haciendo, ¿no? Que es casi un Gran Hermano los de Podemos, que estamos constantemente “¿hoy a quién linchan, hoy sobre qué hablan, hoy quién se ha enfadado con quién?” no sé si está siendo del todo positivo.

Pero no creo que haya uno mejor que otro para el Partido Popular, en todo caso para el PSOE. Para nosotros no. No compartimos ese espacio.

P: ¿Con quién crees que Podemos ganaría más, entonces?

R: Yo creo que los dos tienen un proyecto interesante y los dos juntos pueden ser mucho más fuertes, yo les animaría al entendimiento.

Andrea Levy Entrevista
«[Podemos] nos han aportado al resto de partidos una forma de hacer política más desenfadada»

P: Teniendo en cuenta la situación del PSOE y Ciudadanos, sinceramente, ¿tú crees que esta legislatura llegará a 2020?

R: Yo espero que sí, porque todo lo que sea no dar estabilidad en política resta. Y creo que hay una ética en la responsabilidad. Hay una ética en el voluntarismo, uno tiene la voluntad, uno tiene la intención… pero no hay una ética en la responsabilidad, que es muy importante. Y creo que en esta legislatura la responsabilidad, por encima de las siglas de los partidos políticos y lo que defienden, es muy importante y por lo tanto creo que tenemos que practicar esta ética de la responsabilidad.

Y eso en el panorama político puede resultarnos complicado, pero lo hemos de practicar y eso quiere decir que todos los que ahora son actores de ese Congreso con una aritmética tan complicada deben de ser capaces de converger en ese espacio común del que hablábamos antes que es la democracia. Creo que han de ser políticos antes de militantes.

P: Se especula con la posibilidad de que José María Aznar irrumpa de nuevo en el panorama político español al margen del Partido Popular. ¿Hay miedo dentro del partido? Al fin y al cabo esto abriría una posibilidad de pérdida de apoyos por parte del PP que irían a ese nuevo proyecto.

R: No, yo no creo que Aznar haga algo así. Además es el responsable de que el PP asumiera por primera vez el Gobierno en el año 96, de esa refundación del Partido Popular, de esa modernización de la derecha española. Este partido le debe mucho a Aznar, Aznar lo sabe y yo creo que es un afiliado del partido e identificado con el partido como el que más. A veces no debemos olvidar que lo que representan las ideas y el proyecto político del partido ha de trascender a las personas que en un momento determinado asumimos una responsabilidad. Y en eso Aznar es muy consciente de que él representa estas siglas y por eso me parecería muy extraño que pudiera estar al margen de estas siglas.

P: Pero es cierto que por las últimas declaraciones…

R: Hay informaciones, pero tienen más ese rumor y ese interés más morboso, pero yo le escuché en su intervención, me parece una persona que al haber estado en los mandos del Gobierno de España tiene un interés especial escucharle, pero no me pareció que le interesara dinamitar el proyecto político del Partido Popular.

P: ¿Crees que aquello que comúnmente se llama «bipartidismo» en España sobrevive o compras aquello de “antes competían, ahora se necesitan”?

R: En primer lugar, yo no creo que el bipartidismo haya sido algo malo, porque las grandes decisiones de este país se han tenido que tomar con la convergencia de estas dos distintas fuerzas políticas que aglutinaban a una mayoría de la sociedad española y que han tenido la ética de la responsabilidad en saber que los intereses del Gobierno de España, los intereses de la nación, los intereses del Estado eran independientes de una siglas o de un partido político.

Porque el horizonte no son nunca unas elecciones. El horizonte debe ser el futuro de la próxima generación, el futuro de nuestro país y eso espero que los partidos nuevos lo tengan muy claro. Porque me parece por lo que veo en los documentos de Podemos, por lo que veo en los debates de Ciudadanos, que están más pendientes de las próximas elecciones que no de cómo queremos que sea la próxima generación o qué oportunidades queremos que tenga la próxima generación.

P: Santiago Abascal ponía encima de la mesa en una entrevista en esta casa la idea de que el Partido Popular había asumido gran parte de los dogmas clásicos de la izquierda. Es decir, que había perdido la batalla cultural. Cuando observamos al PP hacer campañas en favor del matrimonio homosexual, es algo que mirando en perspectiva puede sorprender.

R: Yo creo que en el PP conviven diferentes etiquetas dentro del ámbito del centro-derecha en España. Los demócrata-cristianos, los conservadores, los liberales… eso nos ha hecho un partido de mayoría dentro de este ámbito. La prueba es que somos el partido que ha conseguido aglutinar todas esas sensibilidades. Yo creo que cualquier partido político es necesario que sepa adaptarse a los tiempos y que a veces el conservadurismo, por su esencia, no es de los que más se adapta a la modernidad de forma inmediata, pero sí que son indispensables. Y somos un partido que proyecta una visión de España moderna y, por tanto, hemos sabido que los debates que se han normalizado en la sociedad española no podían ser ajenos al Partido Popular porque representamos a una mayoría de españoles. Y no me parece que el monopolio de eso deba estar en un partido que se llame progresista.

P: Entonces podríamos decir que dentro del Partido Popular los sectores conservaduristas han ido perdiendo fuerza en los últimos años. 

R: Creo que sabemos compaginar todas esas sensibilidades, que es muy difícil, y por lo tanto nuestros debates tienen un procedimiento un poco más paulatino. Pero las hemos sabido adaptar porque además nosotros creemos en la libertad del individuo, y esos debates no nos pueden ser ajenos. La convivencia de esas distintas sensibilidades provoca un debate muy interesante en el Partido Popular, pero creo que siendo un partido mayoritario que vertebra a España, porque en casi todos los municipios hay alguien que levanta una bandera del PP, tenemos que saber tener un discurso aglutinador de esas mayorías en todos los debates.

P: Dentro del PP, figuras como tú o como Maroto, habéis abierto un camino para portavocías más fiables, cosa que hace unos años se apreciaba que le faltaban al Partido Popular… ¿crees que le hizo mucho daño al partido algunos patinazos de Mariano Rajoy? El ejemplo que se me viene a la mente es aquello de «¿y la europea?»

R: Ah, sí, lo de Alsina. Pero ahí ya estábamos nosotros nombrados.

P: Sí, sí, pero precisamente ahí está mi pregunta. Si son esos patinazos de Mariano los que os han permitido a figuras como tú pasar a primera fila mediática.

R: Bueno, en los últimos años es cierto que el interés por la política ha ocupado parrilla televisiva en franjas horarias que antes eran impensables, y luego dándole un formato a los contenidos políticos muy diferente. A mí me sigue sorprendiendo que haya tantos espacios en diferentes horarios como el sábado por la noche y luego que haya un interés que muchas veces trasciende lo meramente, digamos, de actualidad informativa.

Interesamos mucho los políticos más allá de nuestra actividad política, y en ese sentido Mariano Rajoy tiene una trayectoria de que aprendió a hacer política cuando había menos canales, menos espacios y cuando el Telediario era la única manera de acceder a la política. Y yo creo que nosotros ya hemos nacido en esos espacios televisivos y lo hacemos con mayor o menor fortuna, pero sí con mayor naturalidad.

Pero nosotros aprendemos mucho de Mariano. En los últimos meses se ha visto que la estrategia política de Mariano Rajoy, que la supo el día después del 20 de diciembre, ha funcionado. En cambio todos aquellos que dieron mil vueltas para acabar en el mismo lugar ahora se están arrepintiendo de lo que hicieron. Y de cómo lo hicieron. Eso lo da la experiencia, lo da la visión política, lo da la estrategia. Y eso lo da una persona como Mariano Rajoy. Nosotros le podemos explicar cosas, pero aprendemos mucho de él.

P: Osea que podríamos decir que comunicativamente Mariano detrás de las cámaras es un buen aliado para el partido.

R: Eso por descontado, pero yo además le he visto en programas que ha estado estupendo. Lo que ha irritado a veces de Mariano es el «hombre normal». Ese hombre normal que es Mariano y que anda rápido, nosotros nos hemos sabido reír muy bien de eso en estas últimas campañas, y yo creo que hemos triunfado mucho con campañas como aquella de los hipsters. Que es un poco reírnos de nosotros mismos, del hombre tranquilo. Al final es el hombre que ha tenido esa responsabilidad y ese sentido común. Creo que había desaparecido de la política española el sentido común, parecía que tenía que ser todo extravagante, extrafalario… Podemos nos ha enseñado una forma de hacer política que si no creas el espectáculo y el momento de acción parece que no estás defendiendo tus posiciones. Bueno, pues el hombre tranquilo y del sentido común, la normalidad, ha sido quien ha llevado una estrategia política con mayor acierto. Y yo creo que eso hay que reivindicarlo y reconocérselo.

Andrea Levy Farhampton
«Nosotros aprendemos mucho de Mariano»

P: Pedro Sánchez, después de ser apartado, dijo en un programa que se arrepentía de haber llamado a Podemos populista.

R: [risas] Ahora parece que todo es populista ahora, ¿no?

P: Claro, porque pareciera como si todo es populista. Pero si bajamos al terreno concreto y queremos hacer una aproximación intelectual a la idea de populismo, los textos de Ernesto Laclau serían los que más lo clarificarían. Dentro de esta idea de populismo encajarían muchas posiciones diferentes… ¿qué es populista para Andrea Levy? 

R: Pues no tener esa responsabilidad ética. Porque está bien que en política todos tengamos intenciones y voluntarismo, pero cuando tú a conciencia sabes que estás fomentando y activando bajas pasiones o que estás prometiendo cosas que son imposibles por un rédito electoral, y que sabes que lo estás haciendo porque además hay una indignación, una frustración, una necesidad, un padecimiento… a mí me preocupa mucho cuando Pablo Iglesias dice que hay que hacer política del dolor o del sufrimiento. Me parece terrible y eso sí que es populismo. Entonces, cuando tú estás activando ese dolor en tu beneficio propio me parece un riesgo terrible en política porque la política, entre otras cosas, es el interés general y eso es tratar los problemas con responsabilidad y sentido común. Y alimentar bajas pasiones desde luego no lo es. Y eso me parece el populismo.

P: El PP no se mostró muy contundente a la hora de mostrar un posicionamiento claro con respecto a Donald Trump y Hillary Clinton antes de las Presidenciales. Bien es cierto que con los resultados en la mano se dijo aquello de que Estados Unidos era un socio fundamental y había que entenderse con su presidente. Vamos, lo típico. Y más allá de preguntarte a quién preferías, una pregunta más directa: ¿te esperabas que ganase Donald Trump?

R: Bueno, yo creo que tenemos una tendencia a opinar muchas veces de forma muy genérica cuestiones que deberíamos haber estudiado de forma más específica y amplia. Yo conozco lo que puedo saber de Trump y de esas elecciones por lo que nos ha llegado en los medios españoles. No tengo un conocimiento concreto de lo que está viviendo y padeciendo la sociedad estadounidense para haber preferido a la figura de Donald Trump o del Partido Republicano.

P: Sí, pero se puede interpretar como una victoria que tiene mucho más que ver con Donald Trump que con el Partido Republicano.

R: Bueno, pero las elecciones al Senado también las ganaron los republicanos. Pero bueno, Trump activó este botón, activó el decir ya estamos hartos de que lo políticamente correcto, el mainstream liberal, entendido en el sentido americano, que se identificaba con los Clinton, tuviera que ser los que guiasen el designios de esa razón. Y también activó el patriotismo. El discurso de Trump se basaba en el patriotismo y en el discurso del cabreo. Es el voto del cabreo. El que me parece preocupante. Lo que hay que intentar es saber por qué la sociedad estadounidense estaba cabreada y por qué entiende que la solución es una persona como Donald Trump. Yo creo que ahí la buena política es donde debe actuar. No focalizando más el cabreo, sino intentando mitigarlo.

P: Para terminar la entrevista bajando un poco el nivel de exigencia… si pudieses elegir a dos figuras políticas para verse las caras en un debate a dos, ¿a quién elegirías y, sobretodo, con qué presentador?

R: Qué complicado. Podrían ser muchos. Margaret Thatcher me parece una figura interesante por cómo pudo hacerse con el poder del Partido Conservador no siendo favorita en su propio partido, cómo puede cambiar el marco cultural en su país… Me parece un personaje interesante. Y otra persona… es que no soy muy mitómana. Creo que al final los mitos te acaban persiguiendo. Mira, el primer Sarkozy me encanta. Cuando hace esa campaña maravillosa de activación de la verdadera política con aquella frase de “No es la política lo que no apasiona, sino la manera en la que la entendemos”. Ese discurso fue brillante y lamento ver cómo fue su decadencia.

P: ¿Y como presentador?

R: Es complicado… Enric Juliana. Creo que es un gran analista político.

P: Pues muchas gracias Andrea, ha sido un placer estar contigo.

R: Gracias a vosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s