Entrevista a Pablo Hasel: «Hay incontables pruebas de que Zozulya es nazi»

P: Bienvenido, Pablo. Entrevistarte a ti supone conversar en unos registros radicalmente diferentes que con el resto de figuras cercanas al ámbito político, principalmente por la radicalidad y la profundidad de tu crítica al sistema, más allá de otras figuras o sujetos políticos, como pueden ser miembros de IU, de Podemos o incluso de hasta algunos partidos comunistas como el PCPE.

Podríamos empezar hablando de temas muy diferentes, pero por actualidad toca hablar del Betis. Nos enteramos hace unos días por redes sociales de la querella que habías recibido, y me gustaría preguntarte cómo recibiste esta noticia, y sobre todo cuál fue tu reacción al enterarte de algo así.

R: No me sorprendió lo más mínimo, porque en este Estado atacar a los nazis y a sus defensores está incluso condenado con prisión. En un Estado en el que el partido del gobierno ha hecho homenajes a la División Azul o cuyo miembro fundador fue Fraga, un genocida fascista, es normal que a quien se persiga sea a los antifascistas. El ministro de Interior se solidarizó con el jugador nazi, y el presidente del Betis que es, a la vista está, otro fascista, ni siquiera tolera que yo pueda desear en un momento determinado que se estrelle un avión, cuando a mi me están amenazando de muerte los fachas a diario, y yo no voy querellándome por ahí. Tienen la piel muy fina estos fascistas.

P: Además, hemos visto estos días la foto de Zozulya en una cancha de baloncesto en la que señalaba un marcador que ponía 14 – 88, con la pose de orgulloso. Las posiciones políticas de Zozulya están muy claras parece ser.

R: Están clarísimas, sí. Lo más repugnante es que hay incontables pruebas. Nos toman por imbéciles. Si defienden al nazismo que lo digan claro, y se acabó, lo que encima pretenden es camuflarlo. El enemigo que venga de cara, cuanto más de cara venga mejor se le ve. Hay nazis que reconocen que son nazis, lo peor son fascistas como el ministro de Interior o el Presidente de la Liga (refiriéndose a Javier Tebas) que pretenden vender que Zozulya no es nazi, cuando hay incontables pruebas de que sí que lo es.

P: No obstante, no es la primera vez que observamos que te ocurre algo así, y me gustaría preguntarte cuántas personas o cuántas organizaciones se han querellado contra ti, o te han puesto alguna demanda, etc.

R: [risa irónica] Literalmente he perdido la cuenta, no te podría decir, han sido bastantes. He perdido la cuenta de las denuncias de todo tipo. Se podría resumir en un montón.

P: ¿Y cuántas veces has sido detenido por todos estos motivos, y sobre todo, qué se siente, cómo lo vive tu entorno cercano, tu familia, tus amigos, y cómo lo vives tú, cómo lo gestionas emocionalmente?

R: Por luchar, en general, he sido detenido muchas veces, también he perdido la cuenta. Por cuestiones de canciones u opiniones, si no recuerdo mal, habré sido detenido un par de veces. Se vive con impotencia, pero también con mucha rabia que se transforma en ganas de luchar. Todo esto lo hace para intentar alejarte de la lucha, pero a mi sólo me dan más ganas de involucrarme más, y desde luego te crea una conciencia que vence al miedo. La conciencia es más fuerte que el miedo y es lo que te hace tirar hacia delante a pesar de las dificultades.

img_0195-1

P: Cambiando un poco de tercio. Tú siempre has sido muy crítico, y de hecho, creo que es el eje alrededor del cual gira todo tu discurso político, con respecto a los casos de represión, a la defensa de la amnistía, etc., y bueno, últimamente hemos visto el caso de Valtonyc, o de Adam Molotov y la denuncia que le llegó, ¿por qué crees que todos estos casos suceden, es una mera cuestión de la legalidad española y del derecho español, o si hay motivos ideológicos detrás de persecución explícita contra unas ideas?

R: Como te decía al principio con el caso del jugador nazi, es evidente que la persecución está contra los antifascistas que no tenemos ni la más mínima libertad para opinar, porque a la mínima que decimos ciertas cosas, van a por nosotros. Evidentemente no pueden ir a por todos porque somos muchísimos, pero siempre cogen a algunos cabezas de turco como puedo ser yo. Esto sucede porque realmente no hubo realmente una ruptura durante la Transición con el fascismo, no se juzgó a ningún criminal fascista como sí sucedió en otros países. El caso del estado español es un caso que merece un análisis profundo porque es un caso muy único en ese sentido. Las fosas comunes que tiene el estado español, si no recuerdo mal, las tiene sólo Camboya, y no recuerdo bien si Colombia supera al estado español. Y ya vemos la falta de respeto de del gobierno con todos los familiares de los republicanos asesinados por el fascismo, y como no hubo esa ruptura, nunca se volvieron a conquistar esos derechos y libertades que sí conquistó el Frente Popular del 36 en su momento, y que los fascistas arrasaron con las armas. Entonces, en esas estamos. El ejemplo que ponía antes de Fraga es muy claro, la oligarquía fascista se perpetuó no sólo con la misma riqueza, sino con aún más, porque el ponerse el disfraz de demócratas les hizo incluso ganar más dinero y explotar aún más, como estamos viendo, a la clase trabajadora.

P: Faltas de respeto como, por ejemplo, lo que dijo Pablo Casado aquella vez, que no ha sido la única figura del Partido Popular que se ha reído así de las víctimas del franquismo, pero igual sí la más llamativa.

R: Y tenemos a diario cómo hay incontables fachas que en Twitter hablan de asesinar a rojos, asesinar a homosexuales, asesinar a inmigrantes, que dicen que hay que poner bombas a los catalanes, etc., pero no sólo lo dicen ellos, un tertuliano del PP que fue íntimo de Aznar, Miguel Ángel Rodríguez, si no recuerdo mal, dijo que había que fusilar a Artur Mas. Esto lo decimos nosotros, que hay que fusilar a, por ejemplo, Pablo Casado, y nos condenan a prisión. Aquí se ve claramente quién tiene libertad y quién no. Y creo que si aumentan los casos de represión, es porque cada vez hay más personas que están tomando conciencia, y cada vez hay más jóvenes que ven que les espera un futuro de mierda, bueno, el presente ya lo es, en el que nos están quitando cada día más, y eso genera una rabia, genera una frustración que hace que muchas más personas se involucren en la lucha, y para frenar esta lucha ejercen el terror, porque es un estado que se sostiene por la ignorancia y por el terror. Entonces, por estos motivos cada vez la represión está afectando a sectores cada vez más amplios, y los casos de Valtonyc o Adam, que son bastante jóvenes, es porque esa juventud ve que le han destrozado la vida, que le han saqueado los derechos, sienta esa rabia y la desahoga en este caso con canciones. No creo que sea sólo una cosa de la juventud, porque precisamente las personas que más han dado, las más consecuentes, muchas de ellas tienen 70 años o incluso más. Creo que cuanto más mayor te haces, más consciente eres, y en ese sentido, si tienes más conciencia, te involucras más.

P: No obstante, digamos que, aunque podamos observar que varios artistas comprometidos, a parte de ti, los que más han tocado históricamente podemos decir que son Los Chikos del Maíz. Entiendo que aquí puede haber polémica y por eso quiero preguntarte qué piensas sobre ellos, porque sé que hace unos años la relación parecía ser buena, incluso hicisteis un tema juntos, pero se pudo observar por redes que esa relación se debilitó o se fracturó. Era un poco por preguntarte qué piensas de ellos y de que Nega sea un reconocido militante de Podemos.

R: No creo que estemos en la misma trinchera ahora mismo. En su momento pese a las diferencias, que las había, pudimos estar más cerca pero hoy en día los caminos se han diferenciado muchísimo entre otras cosas porque ellos no se han solidarizado con casos tan graves como el de La Insurgencia, con esos 13 raperos a los que acusan de asociación ilícita y de enaltecimiento, que les pueden caer cuatro o cinco años de prisión. Los Chikos del Maíz no dijeron nada al respecto, conmigo tampoco muchas veces dicen nada y con otros casos tampoco, como los presos políticos comunistas. Si ellos, en teoría, ahora no sé si se lo dicen, pero si en teoría se dicen comunistas cómo puede ser que olviden a los presos comunistas. Entonces ellos apoyan a Podemos abiertamente, un partido socialdemócrata; yo apoyo al PCE(r), un partido comunista y en ese sentido hay una clara diferencia y no creo que hoy en día estemos en la misma trinchera.

P: No obstante, lo que sí observamos mucho menos en este mundillo es la presencia de figuras femeninas. Es mucho menor el número de raperas antifascistas con repercusión que el de raperos. ¿Por qué crees que casi todos estos artistas que están surgiendo como tú, Valtonyc o Siker, son hombres?

R: Sí, eso evidentemente es el reflejo de una sociedad machista, eso es innegable y costará muchos años que se iguale el asunto. En el partido que yo apoyo sí que se ve más o menos que siempre hay desgraciadamente más hombres que mujeres, pero la cosa está bastante igualada. Pero por ejemplo en el tema del rap comprometido (valga la redundancia, porque considero que el rap ya debería ser de por sí comprometido) es cierto que la mayoría de los que salimos, desgraciadamente, y eso es el reflejo de una sociedad machista en la que sea ha enseñado a las mujeres desde hace muchos años a que no se involucren en política y a que estén en un segundo plano. Eso costará muchos años cambiarlo y está dentro de la lucha comunista.

img_0804-1

P: Donde sí podemos observar algunas mujeres, evidentemente siendo también mayoría, es en el mundo del trap con figuras como Chanel o como Badgyal y aquí te lanzo la pregunta de si crees que figuras como ellas o como Dellafuente son revolucionarias o tienen potencial revolucionario pese a no tener un discurso explícitamente político. Aquella frase de Dellafuente de que “todos los problemas del mundo tienen que ver con los putos dineros” y cómo de alguna forma, sin estar señalando un enemigo concreto, sí puedan servir como vía para iniciarse en política a muchos jóvenes cuyo contacto más directo con la realidad social es el trap.

R: No los conozco como para hacer un análisis de si realmente pueden empujar a alguien a organizarse políticamente, tendría que escuchar más sus letras porque la verdad es que no he escuchado casi nada suyo. Pero considero que para llamar a alguien revolucionario tiene que haber una implicación en la transformación social, que no es suficiente con decir que hay pobreza porque eso también lo dice Callejeros en la televisión, que te muestra los barrios con pobreza. Eso lo dice cualquier programa de televisión: que hay miseria, que se desahucia, etc. Lo que pasa es que para ser revolucionario hay que señalar a los culpables y hay que proponer una alternativa a todo esto. Considero que para decirse revolucionario habría que cumplir esos requisitos, pero considero positivo también que haya artistas de barrio que reflejen la realidad del barrio… que algunos se han olvidado incluso de eso y solo hablan de su ombligo.

P: Hace unos años escribiste una de tus canciones más llamativas y más famosas, “Dictadura de la estupidez”, y yo creo que en ella pones encima de la mesa un debate que se desarrolla a través de diversas posturas dentro de la izquierda militante que tiene que ver con si la gente está “engañada”. Existen posturas que sí que apoyan esta hipótesis de que las personas tienen unos intereses objetivos que les trascienden y si no luchan por ellos es porque tienen “falsa conciencia”. Luego existen otras que defienden más bien que al final los obreros, las mujeres, los inmigrantes, etc. que no apoyan los procesos revolucionarios es porque instancias políticas diferentes han sido capaces de articularles dentro de su propia lógica. La pregunta es clara: ¿la gente está engañada?

R: No me cabe la menor duda de que están engañados y manipulados, basta encender la televisión o encender la radio para ver cómo la inmensa mayoría de medios están bombardeando constantemente para que la gente no se interese en la lucha por sus derechos para mejorar su vida, ¿no? Todo dentro del capitalismo está diseñado para distraer a la gente, ya sea con drogas, con la telebasura o con lo que sea. Entonces es evidente que hay una clara intención de engañar a la gente o incluso de hacerles creer que hay partidos que luchan por sus intereses cuando les están apuñalando constantemente. Pero a la vez creo que la gente cada vez se da más cuenta porque bajas a la calle y ves la realidad. Por más que te estén mintiendo constantemente, bajas al barrio y ves miseria… y todo ese decorado está empezando a caer por su propio peso.

P: Tú siempre has defendido, esto no te lo va a negar nadie, al PCE(r), a sus presos e incluso a su línea política… con todos esos partidos en España que se autodenominan “comunistas”, ¿consideras que el PCE(r) es el único partido verdaderamente comunista en España o si otros como el PCPE o RC pueden compararse también?

R: Considero, y es lo que definieron los clásicos del marxismo, que el Partido Comunista es una cosa muy seria y un militante comunista antepone la causa a su propia vida y creo que eso solo lo ha demostrado en el Estado Español el PCE(r) porque a la vista está que han soportado torturas, largas penas de prisión e incluso asesinatos por defender un programa con los hechos. Un programa realmente democrático y que defienda el socialismo. Sí puede haber otros partidos que te leas el programa y puedas coincidir en muchas cosas, no en todas, pero luego están los hechos. Por los hechos creo que, por mucho que se discrepe en la línea política, lo que no se le puede negar al PCE(r) es haber sido consecuentes hasta las últimas consecuencias y que una base del Partido Comunista, que definieron los clásicos, es combinar la lucha legal con la lucha ilegal, y creo que el PCE(r) es el único partido que ha impulsado ambas luchas. La mayoría solo impulsan la lucha legal, que en muchas ocasiones no es ni lucha, y en ese sentido el PCE(r) impulsó también la lucha ilegal, que en un Estado como el español con tan pocos derechos y libertades es fundamental.

ff

P:  No voy a preguntar si es necesario un proceso revolucionario violento en las democracias liberales porque anticipo que tu respuesta sería que sí. Sin embargo, puedo salir por otro sitio, te puedo preguntar si crees que es viable en las democracias liberales consolidadas un proceso revolucionario violento. Lo digo un poco en contraste con aquella de idea de Antonio Gramsci de guerra de posiciones y guerra de trincheras y de Occidente y Oriente en el concepto político no geográfico de que en las democracias occidentales no se puede dar un proceso revolucionario de dar un golpe certero que tumbe al Régimen. Lo que él explicaba a través de la metáfora de las trincheras. Hay muchas trincheras que pasar aparte del poder, como que el poder se sostiene no solo en su propia capacidad coercitiva sino además en otras instancias que le sostienen como los medios de comunicación, la Iglesia, etc.

R: Desde luego para llegar a ese momento de revolución armada habrá que golpear por todos los frentes. El cultural es uno y por algo me involucro como me involucro. Pero el momento de la toma del poder que va a ser imprescindible, en ese momento hace falta una revolución armada porque la burguesía nunca ha cedido los privilegios por las buenas, se ha demostrado a lo largo de la Historia. Y por otra parte, es evidente, no va a ceder sus beneficios por las buenas. Va a oponer resistencia hasta que pueda, ¿no? Y Esa resistencia que la burguesía propone es armada. Ellos a diferencia de gran parte de la izquierda y de muchos partidos autodenominados comunistas, la burguesía nunca renuncia a defender sus privilegios por las armas. Por eso nos ganan, entre otras cosas. Entonces, creo que en ningún Estado burgués es posible una revolución pacífica, desgraciadamente, ojalá fuera posible, pero aún menos, si en ninguno es posible aún menos en el Estado español creo que la cosa está muy clara porque hay muchísimos menos derechos y libertades que en otros países, por ejemplo de Europa, ¿no? El Estado español considero que es un Estado fascista y que en un Estado fascista aún es más importante, incluso para llegar un día a esa revolución, el combinar todos los métodos de lucha.

P: Aquello que se decía de que la violencia es la partera de la Historia. Por cambiar un poco de tema, a menudo en círculos de la izquierda se plantea como que, digamos, esta reivindicación que hacéis algunos desde la izquierda militante de que vivimos en un Estado fascista se plantea de que sea una falta de respeto a las personas que lucharon contra el franquismo. Se alega que evidentemente la represión que viven los antifascistas hoy en día en la democracia liberal o lo que tengamos en España es mucho menor a la que se tenía en el franquismo. yo te quería preguntar o qué le responderías a la gente que al hablar de esta opresión fascista es una falta de respeto a las personas que lucharon contra la dictadura.

R: Realmente, nosotros decimos que es un Estado fascista, pero no igual que el que había con Franco, es evidente que ha habido unas reformas, ¿por qué? Porque el Régimen ya no se podía sostener más de la forma en que estaba. Si seguían por esos cauces la Revolución era inevitable. ¿Qué sucede? ¿Por qué hacen esas reformas tan superficiales? Pues porque, uno, no se sostienen como digo. Y dos, porque realmente necesitan calmar esa resistencia y realmente ahora hay una resistencia tan tan tan débil que no necesitan ejercer el terror más abierto que ejercían con el franquismo. Si realmente hubiera una resistencia fuerte quién duda, y se vio con los GAL por ejemplo u otro tipo de terrorismo de Estado, que ya en lo que ellos llaman Democracia, no dudaron un solo momento en utilizar el terror abierto. No me quiero imaginar cuando aquí haya más resistencia que la que hubo en los 80, por ejemplo. De lo que pueden ser capaces estos bestias.

Le diría también a esa gente que basta ver ejemplos como el nuestro, que nos detienen sólo por opinar para ver que no tenemos ni las mínimas libertades. Y también les diría que, si tú a un edificio por dentro le das una capa de pintura por fuera, el edificio podrá parecer por fuera un poco más decorado, pero por dentro sigue estando el edificio en ruinas. Yo creo que es la metáfora perfecta para definir al Estado Español y lo que fue la Transición. La Transición fue una capa de maquillaje, una capa de pintura, pero el edificio, la base del Estado seguía podrida por dentro de fascismo. Y basta ver lo que te decía, no ha habido ruptura, que se perpetuaron los fascistas y ninguno fue juzgado, castigado por sus crímenes. Si no ha habido ruptura, ¿cómo nos explican que ya no vivimos en un Estado fascista? Hay fascismo moderno, que lo describió muy bien Dimitrov, que decía que para engañar mejor a las masas necesitarían esas reformas, ese parlamentarismo, esa falsificación del parlamentarismo en el que no hay voz para los revolucionarios para maquillarse un poco. Y yo creo que el Estado español simplemente se reformó de forma superficial, pero que en el fondo sigue siendo un Estado fascista. Y el dicho ese de Rosa Luxemburgo de quién no se mueve no siente las cadenas, cualquiera que realmente se mueva va a sentir las cadenas, y las cadenas apestan a fascismo.

promo

P: Y bueno, una de las mayores brechas que tiene el Estado español es el que tiene que ver con el independentismo, con varios independentismos, pero especialmente con el independentismo catalán. Contigo se ha especulado mucho y lo has dejado ver por twitter y sabemos que vives en Lleida y demás. Entonces, la pregunta es muy clara, ¿tú eres nacionalista o independentista catalán?

R: Nacionalista, en absoluto. No soy nacionalista catalán ni nacionalista español, porque muchos de los que atacan al nacionalismo catalán luego son nacionalistas españoles. Tampoco soy independentista porque yo no quiero la independencia en cualquier caso. Como marxista, hago el análisis concreto de la situación concreta y eso me lleva a apoyar la independencia. ¿Por qué? Porque creo que la independencia debilitaría al Estado español y que eso sería positivo no sólo para nosotros los catalanes, sino para el movimiento revolucionario de todo el Estado. Y también ante esa negación de los derechos nacionales en un momento histórico como el de ahora creo que evidentemente, esto sirve para agudizar la crisis del Régimen. Y eso como digo es positivo. Yo no querría la independencia si hubiera un Estado socialista que respetara los derechos nacionales, por supuesto que no la querría, pero ahora mismo que se está viendo que la crisis de Régimen se está agudizando más y el proceso en Cataluña favorece esas condiciones. Pues creo que como comunistas aunque sólo sea a nivel estratégico hemos de aprovecharlas, pero para nada soy nacionalista, soy comunista. Y desde luego, cuantas menos fronteras pudiera haber mejor. Simplemente lo apoyo ahora mismo en este contexto histórico.

P: A menudo el nacionalismo se asocia con el populismo. Esa idea banal que se tiene del populismo, pero sabemos que no obstante, tiene detrás una teorización muy densa que tiene que ver con figuras como Ernesto Laclau, Chantal Mouffe o Carl Schmitt. Esto ha dado lugar a lo que nos ha permitido entender fenómenos como el peronismo, el chavismo o la revolución de Evo Morales en Bolivia. Entonces, a mi me gustaría mucho saber cuál es tu posición respecto a esos procesos populistas y esa idea del populismo como articulación principalmente revolucionaria.

R: Es indudable y sería un izquierdista si no lo reconociera que esos procesos han conquistado importantes mejoras para el nivel de vida de la clase trabajadora de esos países. En concreto, sobretodo en Venezuela. El caso de Perón daría para otro debate. En el caso de Chávez y Morales a menor escala que se han conquistado mejoras para la clase trabajadora, pero ni de lejos algo parecido al socialismo porque los medios de producción siguen en manos de la burguesía, las desigualdades abismales es evidente que siguen ahí y la explotación, etc.

P: De alguna manera, el populismo sustituye aquella lucha de clases por la diferenciación de pueblo contra élites.

R: Claro, ahí viene lo peligroso, ¿no?. En ese sentido, la posición como comunista es, reconocer esas mejoras. No solo se han ganado derechos en cuanto al acceso a la educación, etc. sino libertades para que los comunistas puedan organizar la Revolución. En Venezuela es indudable que los comunistas tienen más libertad de la que tenemos los comunistas en el Estado español. Entonces, eso favorece unas condiciones para que los comunistas hagan un trabajo político más denso dentro la legalidad porque se lo permite el Estado venezolano. Nosotros no nos definimos como populistas si somos comunistas y sabemos que evidentemente necesitamos el socialismo, que es la dictadura del proletariado. Y ni el partido de Chávez ni el de Morales, que son partidos donde también hay pequeña burguesía, incluso mediana burguesía, que no están por la revolución socialista. Hemos de analizar las cosas en su justa medida, reconocer los logros, porque es evidente y seríamos muy necios si no reconociéramos esas mejoras, pero decir que ni de lejos es suficiente y que desde luego esos partidos no están por la imprescindible revolución socialista para que de verdad la clase trabajadora tenga el poder y tenga una vida digna.

img_0348-1

P: Acabas de defender que a través del parlamentarismo se han conseguido algunos avances en países latinoamericanos (Venezuela), pero por otra parte siempre has hecho una crítica muy dura al parlamentarismo, no sólo español, sino del resto de países europeos ¿Por qué se han podido conseguir ciertos avances sociales, económicos y de libertades en estos países latinoamericanos pero no se podría hacer en España o en otros países europeos?

R: Yo en toda europa no me aventuro a decir nada porque no conozco todos los países a la perfección como para hacer un análisis concreto. Como te decía antes con el caso de la independencia de Cataluña, hay que hacer el análisis de la situación concreta y el Estado Español no es un contexto para nada como el venezolano. Es decir, ellos ahora mismo están en una etapa muy parecida a la que vivimos aquí tan corta del Frente Popular en el 36 y donde a través de unas elecciones se ganó y se empezaron a poner en marcha unas mejoras que no iban al socialismo pero que eran importantes, conquistas de derechos y libertades como fue la amnistía. ¿Qué pasa? Que los fascistas lo arrasaron por las armas, algo muy parecido está a punto de pasar en Venezuela. Ya vemos cómo han tramado más de una vez un golpe de estado y están intentando desestabilizar el país. El hecho de que en Venezuela no se reprima realmente a la oposición fascista como se tendría que hacer. El caso de Leopoldo López es una excepción, tendrían que encarcelar a muchos más golpistas a sueldo de Estados Unidos, pues allí están al borde de que pasó aquí, de que los fascistas arrasen con las armas los derechos y libertades que han conquistado. Ahora mismo es una etapa muy parecida a la  que vivimos aquí con el Frente Popular, aquí los fascistas ya nos arrasaron eso con las armas y desde luego para volver a recuperarlo no valdrá con unas elecciones como en su momento porque ellos han aprendido de eso y se han blindado para que no sea posible que por ejemplo haya un partido comunista como el del 36 que participe en elecciones. El PCE de hoy en día no tiene nada que ver con el PCE del 36 porque el PCE del 36 defendía entre otras cosas la amnistía total y hoy en día el PCE no la defiende. Entonces creo que hay que hacer el análisis concreto de cada país, y en Venezuela sí que ha sido posible porque están en esa etapa, pero en el Estado Español todo eso ya lo pasamos, lo arrasaron los fascistas por las armas y ya no va a ser posible vía parlamentarismo conquistar esos derechos y libertades que sí conquistó el Frente Popular. Un ejemplo muy claro sería el de Chávez. El mismo Chávez ha defendido la lucha armada en más de una ocasión… y Ramírez, que es un internacionalista venezolano preso en Francia que ejecutó a varios sionistas y trabajó con la resistencia palestina, Chávez hablaba bien de él. Como en otros casos ha hablado bien de guerrilleros de las FARC en más de una ocasión. Es decir, no tiene nada que ver lo que ha defendido Chávez con lo que defiende Podemos. Si Podemos estuviera defendiendo muchas de las cosas que defendió Chávez, tal vez nos podríamos plantear, aunque no fuera la solución, darles un apoyo. Pero ni de lejos son comparables.

P: ¿Hasta qué punto encuentras diferencias y cuáles son entre las ideas y tesis de  Íñigo, Pablo y los anticapitalistas?

R: Las diferencias son muy sutiles, mínimas diría yo, realmente todos se ponen de acuerdo en lo fundamental. Todos son socialdemócratas y defienden un mismo programa para Podemos. Otra cosa es que tengan diferencias en los pactos, etc. pero el programa que defienden y el discurso que tienen en casi todo es clavado. Las discusiones entorno a la coalición con IU o el pacto con el PSOE son “normales”, pero en cuanto a contenidos de programa, en cuanto a hechos, por ejemplo de impulsar la lucha en las calles y demás, son clavados… la decisión a nivel internacional de respetar los compromisos con la OTAN, lo dicen todos. Con el tema de la monarquía ninguno se moja realmente contra ella. El hecho de que yo les ataque con firmeza no es cuestión de capricho ni de querer parecer el más “rojo”, ni nada de eso. Como te digo, soy capaz de reconocer los logros que se han conquistado en Venezuela. Yo me he leído de principio al final el programa de Podemos, bueno, los distintos programas que han tenido, porque para recortes los del programa de Podemos y he visto como sus hechos y sus discursos no merecían ni siquiera un apoyo crítico. No es un capricho el hecho de atacar a Podemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s