Un fútbol en crisis

El pasado jueves, el Leicester City, protagonista de la más preciosa de las historias que nos ha regalado el fútbol moderno, anunciaba el cese de Claudio Ranieri como entrenador de los ‘foxes’. Un palo muy duro para prácticamente todo aquel que se interese por el fútbol, y es que, quien más y quien menos se había enamorado un poco de ese histórico Leicester City 2015/16. Campeón de la liga más competitiva del mundo actualmente con una plantilla diseñada para no pasar apuros. Y además a falta de 3 jornadas.

0079921001460927659_filepicker.jpg
Jamie Vardy anotó 24 goles en la 15/16

Claudio Ranieri consiguió eso en apenas 11 meses a cargo del club. Consiguió algo que, casi con total seguridad, no volverá a pasar en mucho tiempo. Coger a un equipo de mitad de tabla hacia abajo de la liga y transformarlo en cuestión de meses en campeón, y además con todo merecimiento. Un estilo de juego muy mecanizado, basado en la eficacia arriba tras iniciar una rápida transición al contragolpe, y la seguridad atrás, con un centro del campo muy sacrificado y una defensa fuerte por arriba. Tan simple como el mecanismo de un chupete pero efectivo como nadie habría imaginado.

1809740-38192091-2560-1440.jpg
El Leicester sólo perdió 3 partidos de liga en la temporada pasada.

Los datos son abrumadores. El Leicester 2015/16 fue el equipo de la Premier que menos partidos perdió (3 de 38), solo el Arsenal en los dos enfrentamientos y el Liverpool consiguieron superarles. El Leicester también fue el equipo que más clean sheets consiguió (15) y el equipo que anotó gol en más partidos seguidos (en las 17 primeras jornadas). Algunos datos que resultan más que sorprendentes teniendo en cuenta que este equipo, antes o después, iba a tener que enfrentarse a Manchester City, United, Arsenal, Tottenham, Chelsea o Liverpool.

Este verano, el Leicester fichó mucho y, a priori, muy bien, pero con el paso de los meses, los fichajes han demostrado no estar a la altura de las expectativas y los que ya estaban, no han mantenido en absoluto el nivel demostrado el año pasado. Un juego muy pobre en la creación, demasiado frágil atrás y unos delanteros que parecen otros han revertido la situación de tal manera que actualmente el equipo se encuentra en el 15º puesto en liga, a dos puntos del descenso y sin haber ganado todavía fuera de casa en Premier League, por lo que la directiva ha recurrido a lo típico en estos casos, cesar al entrenador.

Parece que solo la directiva del Leicester encuentra coherencia en esto, ya que desde el jueves, los mensajes de apoyo a Ranieri son incontables. Desde Klopp hasta Mourinho, pasando por la mayoría de periodistas y aficionados. Nadie entiende como puede haber una crisis de valores tan grande como para acabar con semejante héroe. Las circunstancias pueden ser así de tristes y preocupantes, y es que es cierto que este Leicester es una sombra del que fue hace meses, pero ante alguien que te lo ha dado todo hay que saber estar. Saber que si se cae, es juntos y que si se aguanta el tipo, es en conjunto y no por separado. Y es que, una historia que parecía destinada a acabar como un idilio precioso y mágico, acaba como muchos otros, de manera vulgar y triste para todos. Pero tranquilo Claudio, tu legado es historia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s