Cabalgando la contradicción

Nunca ha sido fácil expresar cualquier tipo de manifestación política desde el mundo del deporte. El mantra de la necesidad de «despolitizar» del deporte (como si pudiese existir una suerte de parcela no política en las sociedades humanas) persigue como una sombra muy alargada a las figuras que se animan a hacerlo. Echando la vista atrás uno podría pensar en Eric Cantona o en Adam Morrison, ambos muy criticados en el fútbol europeo y en la NBA, respectivamente. Su error: expresarse ideológicamente.

Adam Morrison, ex jugador NBA.

En España aquel mantra de separar el deporte de la política (insisto: algo imposible) golpea cada mes. Uno no sabe cómo gestionar que quien un día defiende la libertad de expresión al día siguiente matice que “pitar al rey no es libertad de expresión, es una falta de respeto”. Claro, porque lo que se quiere expresar es eso: no asumir una monarquía como propia, no querer actuar dentro de su marco. Es una falta de respeto, sí, una que constituye una vacuna democrática y nos enseña qué es eso de la libertad de expresión.

Pero al final, quien se lleva el mayor palo es el deportista si da el paso de mojarse. Uno en especial lleva varios años recibiéndolos: Gerard Piqué Bernabéu. Ya sea por criticar una ayuda arbitral al Real Madrid o por apoyar el referéndum en Cataluña, pero se los lleva. En lo primero no vamos a entrar porque no ocupa el texto, pero sí en lo segundo.

Intento romper un poco con lo establecido. Al final parece que todos nos hemos de portar de una manera que marca la sociedad y que no nos podemos salir de esta línea. Y a mí a veces me gusta salirme de ella.

Gerard ha planteado en más de una ocasión, sin profundizar en la cuestión independencia sí/no, algo muy sencillo: que la sociedad catalana tiene que hacer un referéndum sobre ello. Primero, planteando que es la solución con más garantías democráticas que existe, y segundo, porque es lo que la gente en Cataluña quiere hacer. Votar. Un eje que cualquier democracia que se precie tiene en su haber.

Gerard ha planteado algo muy sencillo: que la sociedad catalana tiene que hacer un referéndum.

Y en esto tiene razón. Uno puede mirar con mayor o menor ilusión la hipótesis de la República Catalana, pero es muy complicado decirse demócrata mientras se niega el derecho a decidir su futuro de un país como Cataluña. Sí, un país. La diferencia entre un Estado, una nación y un país es algo sencillo que no se va a desarrollar ahora.

Pero esta idea no cuaja en la sociedad española, y Piqué ha tenido que aguantarlo todo. Los pitos jugando con la Selección, los insultos… todo por defender una idea esencialmente demócrata. Y tampoco se ha escondido con respecto a la Selección: «Juego por España porque ahora mismo soy español». Que moralice quien quiera, pero es una decisión que demuestra su coherencia política al mismo tiempo que su profesionalidad. Y aquí vendría el reductio ad billete: «Solo juega con la Selección por el dinero, qué rápido se deja uno el carné de catalán en casa». Si este es todo tu discurso político contra Piqué… algo no funciona.

«Juego por España porque ahora mismo soy español».

Lo que esconde la idea de que Piqué no debería posicionarse políticamente es una noción de la política como algo sucio y naturalmente corrupto. Una suerte de hipótesis en la que interesarse por los asuntos comunes mancha y corrompe. La mayor vacuna democrática para cualquier espacio humano es que quien se mueve dentro de él sea capaz de hacer política. La democracia tiene que ver con el conflicto y con el choque, lo demás es falso consenso. Despolitizar es deshumanizar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s