La decepción hecha fichaje

Cuando llega el periodo de mercado de traspasos en el fútbol, siempre hay movimientos extraños. Movimientos que uno desde fuera no comprende, y que se ve de antemano que no saldrá nada bueno de ahí. Los representantes intentar colocar a sus clientes en cualquier equipo que les de una buena ficha y les prometa minutos y una categoría que no ostentaban en su anterior club. No nos vamos a ir muy lejos, y os vamos a mostrar 5 de los traspasos más decepcionantes de los últimos años en el mundo del fútbol.

El primero de estos traspasos es el del portero chileno Claudio Bravo. Procedente del Barça, el Manchester City pagó 18 millones de euros más dos en variables por el capitán de la Selección de Chile y hasta entonces, portero titular del club culé. Guardiola quería apostar por un portero que pudiera empezar las jugadas, con buen trato de balón con los pies y una buena agilidad bajo palos. Para ello confió en Claudio, un portero experimentado (en nada cumplirá los 34 años, casi nada) y con una trayectoria impecable a sus espaldas.

manchester-city-manchester-united-manchester-derby-fumble-flap-claudio-bravo_3783244.jpg
Bravo regalando el gol a Ibra tras una mala salida en el United-City disputado en Old Trafford esta temporada.

El contrato se firmó este último verano y unía a Bravo con el club blue de Manchester por 4 temporadas, todo prometía a historia feliz. Para que llegase Claudio se tuvo que ir Joe Hart, uno de los capitanes del equipo y uno de los jugadores más queridos por la afición. Y aquí empezaron los problemas. Bravo empezó la temporada por delante de Willy Caballero, el teórico guardameta suplente, pero tras varios y descarados fallos (Barça en Champions, una estrepitosa salida contra el United en la victoria en Old Trafford, etc), Pep decidió apostar por el guardameta argentino.

Bravo, que tiene una ficha de unos 5’5 millones de euros por temporada, sólo pudo dejar su portería a cero en cuatro ocasiones hasta mitad del mes de enero, recibiendo 14 goles en 22 disparos a puerta en los 8 últimos partidos que había disputado. Por esto y porque el City está asumiendo gran parte de la ficha de Joe Hart en el Torino, Claudio Bravo es uno de nuestros 5 peores fichajes de los últimos años.

El segundo fracaso de los últimos años es Thomas Vermaelen. El central belga, ex-Ajax y ex-Arsenal, fichó por el Fútbol Club Barcelona en el verano de 2014 por una cifra aproximada de 15 millones de euros más casi 4 en objetivos. El ex-Arsenal fue un extraño fichaje para la zaga culé, ya que, como todo jugador del Arsenal, había pasado los últimos meses lesionado. Su primera lesión de gravedad fue en la 2010/11 en donde sufrió una rotura en el tendón de Aquiles, llegándose a perder 51 partidos en el club gunner y estando 233 días de baja. La temporada siguiente tuve algo más de regularidad pese a perderse algún que otro partido por molestias. Y entre verano de 2013 y su fichaje por el Barça se produjo el calvario mayor en su carrera deportiva.

Se perdió la pretemporada con el Arsenal para la temporada 13/14 y el comienzo de la misma por  una fractura por estrés en la parte baja de la espalda, en enero sufrió una lesión de rodilla que le hizo perderse dos meses de competición, y en su debut en el Mundial de Brasil en 2014, sufrió una elongación muscular en el muslo de su pierna derecha (lesión que arrastró en el Barça) en el partido contra Rusia, teniendo que ser retirado en el descanso. “Es un jugador de rendimiento inmediato” aseguró Zubizarreta en su presentación con el club culé, lo que aún no sabemos es si era rendimiento inmediato para los médicos o sobre el terreno de juego. Vermaelen firmó un contrato de 5 años con el Barça, saliendo del club dos veranos después con dirección a la Roma, en donde (¡sorpresa!) ha estado lesionado prácticamente todo lo que llevamos de temporada.

128114.jpg
Vermaelen saliendo lesionado en el partido disputado en el Mundial de Brasil contra la selección de Rusia.

Nuestra tercera decepción es el colombiano Jackson Martínez. Procedente del Oporto, en donde había conseguido marcar 82 goles en 119 partidos, aterrizó en Madrid por una suma de 35 millones de euros que pagó el equipo del Manzanares por él. El Atlético necesitaba un recambio para Diego Costa tras su marcha al Chelsea, y andaban necesitados de un 9 de nivel. Jackson fue la apuesta de Caminero, Director Deportivo del Atlético de Madrid. El delantero colombiano venía con buen cartel, tanto por su nivel en la selección como por el mostrado en el Oporto, principalmente en competiciones europeas más que en la liga nacional.

Pero todo ese cartel no sirvió de nada en la media temporada que disputó en el club colchonero. 22 partidos y 3 goles fueron sus pobres cifras en el Atlético de Madrid, jugando poco y mal de titular, y dejando de contar con la confianza del cuerpo técnico. Pero el Atlético de Madrid se vio salvado cuando el Guangzhou Evergrande puso sobre la mesa una oferta de 42 millones por el delantero colombiano, cerrándose el traspaso el 2 de febrero de 2016, habiendo durado media temporada en el Atlético.

El fichaje de Jackson fue una decepción futbolística más que económica, ya que el Atlético salió libre de deudas del fichaje, pero la sensación de decepción tras toda la expectativa generada pesó como una losa para la Dirección Deportiva el resto de la temporada.

2BD096CF00000578-3216347-image-m-74_1440969624096.jpg
Jackson Martínez celebrando uno de sus tres goles que marcó durante su estancia en el Atlético de Madrid.

Pocas dudas hay de que Zlatan Ibrahimovic, pese a sus 35 años, es uno de los mejores delanteros del mundo. Tras su pasó por el PSG llegó libre al Manchester United este verano, donde en 28 partidos en Premier ha logrado la cifra de 17 goles y 5 asistencias, siendo determinante en el equipo de Mourinho. Pero no todo han sido temporadas fáciles para el delantero sueco. Tras su paso por el Inter de Milán, en el verano de 2009 se acordó su traspaso al Fútbol Club Barcelona: 48 millones más Samuel Eto’o, que fue valorado en 25 millones por el equipo de Joan Laporta. Zlatan, que había firmado 66 goles en 117 partidos en el club italiano, venía como estrella y como 9 con cierto futuro en el club catalán, pero poco tardó en verse que eso no sería así.

El sueco estuvo únicamente un año en el club catalán, donde, a decir verdad, no tuvo un mal rendimiento. Consiguió anotar 22 goles en 46 partidos, prácticamente una media de gol cada dos partidos, teniendo en cuenta, por supuesto, todo el juego que creaba y que tenía al lado a jugadores como Messi, Pedro, Henry o Bojan que también anotaron buenas cifras aquella temporada (salvo el francés, que ya estaba en las últimas). Zlatan fue acusado de crear disputas internas en el vestuario culé y de no entenderse con Messi, y entre una cosa y otra, acabó saliendo en el verano de 2010 al otro club de Milán, al rossonero.

Ibra dejó un gran vacío en las arcas del club, siendo traspasado al Milán por la módica cifra de 24 millones de euros. Así que, tanto por las cifras económicas como por el desequilibrio que causó en la plantilla blaugrana, el traspaso de Zlatan Ibrahimovic al Barcelona es nuestro cuarto mayor pufo en los últimos años en un mercado de traspasos.

ibra-fcb (1).jpg
Ibra celebrando el gol que le dio la victoria al Barça en el clásico disputado en el Camp Nou en la 09/10 siendo el único gol del partido.

Nuestro último desequilibrio mental hecho traspaso es el del delantero inglés Andy Carroll. Tras la marcha en el mercado invernal de la 2010/11 de Fernando Torres al Chelsea, el Liverpool andaba desesperado por un delantero con futuro y de rendimiento inmediato. El Liverpool fichó al por entonces delantero del Ajax, Luis Suárez, por una cifra cercana a los 27 millones de euros, pero el fichaje importante de ese mercado fue el de Andy Carroll.

carroll-2.jpg
Andy Carroll en Ibiza en uno de sus veranos pagados por algún club inglés.

Carroll, que llevaba 11 goles en 19 partidos ese año con el Newcastle, fue el elegido por el club de Anfield para portar el número 9. 40 millones sacaron al delantero inglés de 22 años de St James’ Park. Pero sus cifras en el Liverpool rozaron lo absurdo. En 58 partidos en el club red sólo consiguió marcar 11 goles entre el invierno de la 2010/11 y el de la 2012/13, de los cuales sólo 6 fueron en liga. Acabó saliendo cedido al West Ham, en donde en su primera media temporada ya anotó 7 goles en liga en 24 partidos que disputó.

El West Ham hizo oficial su fichaje por 17’5 millones en el verano de 2013, la mitad de lo que le costó al Liverpool. En definitiva, por desperdiciar 40 millones de euros en un delantero que permaneció lesionado casi una temporada entera y que se le vio más fuera que dentro del terreno de juego, Andy Carroll y el Liverpool son nuestro último pufo de los últimos años en un periodo de traspasos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s