Episodio VIII, yo soy tu padre

Es imposible que el póster de la última entrega de Star Wars haya pasado desapercibido esta última semana. Todo el mundo habla de él, todo el mundo lo comenta y a todo el mundo le encanta.

Teaser y cartel fueron de la mano en el estreno, y aunque el teaser nos ha puesto la carne de gallina y las ansias de que llegue ya Diciembre, el cartel de Star Wars: The Last Jedi ha despertado un sentimiento difícil de conseguir. Si me preguntasen qué siento al ver el póster de Episodio VIII diría sin duda que me siento “como en casa”. Porque ha conseguido aludir a algo que conocemos, pero haciendo algo nuevo. Ha conseguido que nos sintamos “como en casa” en un sitio nuevo.

Su estructura es similar a la de su padre Star Wars: A New Hope. Y aunque ahora no vemos a Luke y a Leia sosteniendo la espada láser, vemos a una Rey solitaria pero poderosa, alzando su “fuerza” hasta los confines de la galaxia. Una idea muy de 1977.

Esta idea ya fue explotada en el anterior cartel de la nueva trilogía, Episodio VII. No sabemos si en 2015 Star Wars intentó retomar su fórmula mágica de la trilogía original también en el póster o se vio demasiado influenciado por el cartel cinematográfico estándar. Si por estándar entendemos los patrones clásicos de enseñar el reparto, dividir el espacio en dos colores enfrentados y muchas explosiones. El resultado es un póster sobrecargado que ya nos enseñó Drew Struzan que puede ser la clave del éxito si se hace bien. Y esto es precisamente lo que pretendía Star Wars con The Force Awakens, enseñarle al público un póster que ya conoce, un argumento que ya conoce, y con eso reinventarse.

Sin embargo, con Star Wars: The Last Jedi es distinto, no podemos reprimir este póster estrictamente en un estilo ni en una época. No vemos al reparto completo, como solíamos ver en los años 80 o en Star Wars: The Force Awakens. Este póster no necesita darte explicaciones, necesita que sientas. Por eso el haz de luz azul de abre paso en un mar rojo intenso. Por eso Rey está sola abajo, sosteniendo “la fuerza”. Por eso solo con miradas vemos al fondo a un Luke convertido en maestro y a un Kylo amenazante. Sentimientos, eso es lo que quieren transmitir con este póster.

Por tanto, sí es posible transmitir un nuevo mensaje con el recuerdo de un estilo. Podemos quedarnos más tranquilos porque Star Wars está intentando mejorar, y no repetir, la fórmula mágica que utilizó en la trilogía original, paradójicamente nos encontramos ante “una nueva esperanza” en el cartel cinematográfico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s