Semper Femina: Razones para escuchar el último disco de Laura Marling

Artículo co-escrito con Roser Tachó Piñot (@Roser_TP)

Semper Femina, el sexto álbum de Laura Marling, tiene tan sólo un mes de vida a ojos del público, pero ya nos ha encandilado lo suficiente como para dedicarle un artículo. O varios.

Esta joven cantautora británica cuenta con veintisiete primaveras y seis álbumes. Cuando tenía sólo dieciséis años dejó el instituto y se mudó a Londres, donde se vio sumergida en la escena musical que daría a luz a nombres tan relevantes en el panorama actual como ‘Mumford and Sons’. De esa sinergia sale en 2008 su primer álbum. Incluso en sus inicios, con tan sólo dieciocho años, sorprende la madurez de sus letras y ese mismo año se lleva una nominación a los Mercury Prize. Cinco álbumes después y tras varias nominaciones a premios (gana en 2011 el Brit Award a solista femenina), Laura comienza a componer el que se convertiría en su sexto álbum.

Además de su música, Laura dirige unos podcasts de entrevistas a mujeres relevantes del mundo de la música. Ha entrevistado a artistas como Marika Hackman (cuyas creaciones también tienen una fuerte carga feminista), Dolly Parton o Emmylou Harris. Laura está especialmente interesada en escuchar las opiniones de productoras, ingenieras de sonido y propietarias de tiendas de música, en un intento de descubrir por qué las mujeres siguen siendo minoría en el lado de la producción musical y qué implica eso para el mercado, tanto a nivel creativo como comercial. Su último álbum se nutre en parte de ese interés hacia el papel de las mujeres en la música y cómo la feminidad moldea nuestra manera de hacer las cosas.

Semper Femina está compuesto por nueve canciones. Un total de 42 minutos de feminidad (y feminismo) en vena. El título viene de un verso del poeta romano Virgil; “varium et mutabile semper femina” que traducido vendría a decir algo así como “la mujer es siempre variante y cambiante”. Laura se enamoró de este verso a inicios de su carrera y a los 21 decidió tatuarse ‘Semper Femina’ en el muslo.

Curiosamente, el álbum se fraguó en una época muy masculina en la vida de Laura, en la que se llegó a plantear aspectos de su feminidad e incluso comenzó a escribir las canciones desde un punto de vista varonil. Esto cambió sin embargo a medio camino, cuando se dio cuenta de que no necesitaba adquirir una voz masculina desde donde hablar de las mujeres. Semper Femina se convirtió entonces en un álbum que habla sobre la feminidad, las relaciones entre mujeres y sobre cómo afrontar una realidad muchas veces adversa. En una sociedad en la que la cosificación de la mujer (muchas veces como objeto sexual) es una realidad permanente, mensajes como los que transmite Semper Femina son más esenciales que nunca.

Escuchar el álbum es una experiencia casi espiritual (y este artículo lo escriben dos ateas). Es la voz de una delicadeza y una fuerza especiales, manifestadas en un álbum que regresa a las primeras pautas de su folk inicial. Son canciones tranquilas, sinceras y se podría decir que algo místicas. Se nota la presencia del nuevo productor (Blake Mills, un joven artista que ha producido para Fiona Apple y John Legend entre otros) quien, enamorado de la guitarra y de los instrumentos de cuerdas nos regala capas y capas de sonido que construyen, armonizando a la perfección, melodías complicadas pero relajantes.

Como ejemplo de una de las canciones del disco y de su mensaje, os dejamos una pequeña interpretación de la letra de una de ellas, ‘Next Time’. A nuestro juicio, es una canción con un mensaje claramente feminista. Aunque ni que decir tiene que la interpretación es subjetiva. Lo bonito de la música es también poder darle nuestro propio significado a palabras que han escrito otras personas.

It feels like warning signs were there for us to see
It feels like they taught us ignore diligently
I feel her; I hear her weakly scream

Estos versos hablan de cómo la sociedad está a menudo condicionada a ignorar los avisos por parte de las mujeres sobre sucesos que van desde los micro machismos al maltrato.

It seems they fail to see
There may never
Next time be

La canción termina con este verso. Un impactante alegato al hecho de que si no actuamos cuando debemos ante las injusticias, puede que no haya ‘próxima vez’.

El mensaje es claro. Escuchen el álbum. Escúchenlo una vez y si no les convence, escúchenlo otra. Acabarán enganchados. Y una vez lo estén, vayan y rebusquen por la discografía previa de Laura Marling. Este no es el único mensaje feminista que nos trae su música. Ha habido otros antes. Al fin y al cabo, woman alone is not a woman undone.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s