Entrevista a Arnau Griso: “El show del parlamento es una falacia”

“Dos buenos crápulas”. Así se define Arnau Griso, el dueto musical compuesto por Arnau Blanch y Eric Griso que un buen día empezaron a subir sus temas a YouTube y el pasado 31 de marzo dieron su primer concierto. Con tan solo cuatro temas han alcanzado casi las 10 millones de reproducciones y a día de hoy es difícil encontrar a alguien de entre 18 y 24 años que no haya escuchado nunca Es gratis.

Desde un himno a la alegría hasta un canto a la ignorancia, Arnau Griso se mueve en un registro inmenso con mensajes cautivadores que incitan al canto y a la reflexión. No saben por qué tenemos rey, pero sí que son unos privilegiados capaces de hacer feliz a mucha gente con su gran pasión; la música. Dicen que todo les sale mal, pero a esta entrevista no hace falta ponerle filtros porque es el verdadero postureo.

P: ¿Qué es Arnau Griso?

R: Arnau Griso es la fusión de la estupidez de Arnau Blanch y Eric Griso. Es el intento de poner rima y música a lo que cualquier joven de nuestros días podría estar hablando con sus colegas en un bar.

Somos un dueto y aún así nos consideramos una banda. Es igual de optimista que decir que cuando follas con tu pareja estás haciendo una orgía, pero suena bien.

P: ¿De qué se conocen Arnau y Eric?

R: Nos conocimos en un coche yendo hacía una fiesta, como buenos crápulas. Durante el trayecto salió el tema de la música: Arnau cantaba y producía temas de todo tipo y Eric tocaba la guitarra. Así que le pusimos fecha y hora para un primer encuentro en su estudio casero y al cabo de una semana nació “One Euro One Party”, un tema al que le tenemos muchísimo cariño.

P: ¿Cómo surge Arnau Griso?

R: No surgió, se transformó. Antes quedábamos para tomar unas cervezas y con la excusa componíamos música. Ahora quedamos para componer y aprovechamos para tomarnos unas cervezas. Sea como sea, esperamos que nuestro hobby siga siendo una afición a pesar de que se esté convirtiendo en nuestro oficio.

P: ¿Os consideráis famosos?

R: No podemos hablar de fama. Como mucho viralidad. A pesar de que no somos famosos hemos hecho canciones que han viralizado y han llegado a mucha gente. La razón de esa viralidad no la sabemos. ¿Por qué las grandes marcas se gastan millones en crear vídeos virales que se quedan en nada y un vídeo de un gatito saltando puede llegar a medio mundo? Para nosotros no hay más fórmula secreta que la de seguir nuestro propio criterio.

P: ¿Notáis mucho la fama?

R: La fama es que te reconozca una persona que no sabe ni quién eres ni a qué te dedicas, pero que te ha visto en los medios y te considera una persona pública. A nosotros si nos reconocen es porque han escuchado nuestra música en algún momento. Si esto es fama, bienvenida sea.

P: ¿Habéis pensado en incorporar a más miembros al grupo?

R: Nos gustaría arreglar los temas con varios instrumentos más para poderlos defender en escenarios mayores. Tiempo al tiempo. De todas formas, la base creativa es probable que la llevemos nosotros dos.

P: ¿Cuáles son vuestros objetivos a largo plazo?

R: Dejar de deambular por la vida. Llegar a saber por lo menos nuestros objetivos a corto plazo. Eso, seguramente, sería un éxito en la vida de cualquiera.

P: ¿Cómo fue vuestro primer concierto?

R: Vinieron muchos amigos y familiares desde Barcelona para apoyarnos y fue una experiencia que se nos quedará grabada para siempre. La sala llena, el público cantando las canciones, bragas volando… Por primera vez unos números en Youtube dejaban de ser solo cifras y pasaban a ser personas cantando, disfrutando… Nos hizo entender la dimensión de lo que estamos haciendo.

P: ¿Con que artista soñáis colaborar en un futuro?

R: El mundo está lleno de músicos increíbles. Nos flipa, por ejemplo, la inteligencia de las letras de Drexler, pero compartir cartel con El Kanka en nuestro primer concierto ya es mucho más de lo que nos hubiésemos atrevido a imaginar.

P: Sin lugar a dudas, Es Gratis, es vuestro tema estrella; ¿qué esperabais de él cuando salió?

R: Nos pillo en un momento de nuestras vidas en el que meábamos colonia. Nuestra única intención era crear un canto a la felicidad real, la de las pequeñas cosas. No conocíamos la felicidad de hacer un trío, pero sí el gustirrinín que provoca la posibilidad de acabar haciendo un trío, por ejemplo.

El gustirrinín que provoca la posibilidad de acabar haciendo un trío

P: El distintivo más fuerte de Arnau Griso son las letras, ¿cómo surgen?

R: Siempre componemos las letras juntos.  Siempre intentamos que los temas que tratamos nos apetezcan a ambos y disfrutamos mucho durante el proceso de Ping Pong creativo. Lanzamos una idea e intentamos hacer un “brainstorming” de sus conceptos derivados, de frases cortas y potentes, de posibles juegos de palabras… Hasta que tenemos una mejunje conceptual y nos lanzamos a componer la letra definitiva encima de una base armónica.

Es una gozada componer a medias con alguien que comparte tu visión de la vida y con el que te entiendes tan bien.

P: En “No sé nadar”, tenéis algún que otro mensaje ideológico, ¿simpatizáis con algún partido político?

R: Como dijo el bueno de Groucho: “Si no te gustan mis principios, tengo otros”. Para resumir nuestra ideología podemos avanzar una frase de nuestro nuevo tema: “El show del parlamento es una falacia. Basta ya de cuentos. ¡Viva la Unicorniocracia!”. Pues eso, ¡que viva la Unicorniocracia!

El show del parlamento es una falacia, basta ya de cuentos

P: ¿Practicáis el postureo?

R: Para que el mundo lo vea no pretende ser una crítica, invita a una reflexión sobre una realidad de la que todos somos partícipes. Cuando compusimos el tema comentamos que el postureo es un acto inherente en el ser humano. Posturea una abuela cuando saca los álbumes de fotos de sus hijos, posturea un niño de 3 años con sus juguetes antes de empezar a andar. Simplemente ahora tenemos la herramienta ideal para posturear; las redes sociales.

P: ¿Por qué subisteis ese vídeo a las redes donde recopilabais críticas e incluso insultos de vuestros vídeos poniéndoles música?

R: Leemos todo tipo de comentarios en las redes y teníamos ganas de responder algunos de ellos por medio de los que más nos divierte; la música. El anonimato en Internet envalentona a mucha gente a decir cosas que nunca te dirían a la cara. Cuando insultas a un jugador de fútbol en el campo, piensas que no le afecta porque está acostumbrado. Pero nadie debería acostumbrarse a eso. Así que si tenemos que convivir con la crítica y el insulto, vamos a probar a hacerlo entre risas e ironía.

El anonimato en Internet envalentona a mucha gente a decir cosas que nunca te dirían a la cara

P: La mejor anécdota que recordéis con un fan.

R: Hace tiempo nos contactó un hombre para que quedáramos con su sobrino de 18 años, que estaba muy deprimido y por lo visto solo se alegraba con nuestras canciones. Daba la casualidad de que estábamos en su ciudad y pudimos darle una sorpresa. Se quedó alucinado y no paraba de agradecer nuestro gesto. Cuando vimos la alegría que podíamos generar con nuestra música se nos puso la piel de gallina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s