El padre que todos perdimos

Cuando Marty McFly toca Johnny B Goode en el baile del instituto, aún es una pieza musical desconocida para su público, pero los encandila en ese nuevo sonido. En realidad, la elección de este tema para la película Regreso al futuro, no fue una simple coincidencia. Fuera ya de la ficción, la canción sacudió EEUU en un estilo al que se catalogó como rock and roll; era rompedor, y una oda a la libertad expresiva, con letras sexualmente sugestivas. Cuando se habla de este género, suelen venir a la cabeza dos nombres, Elvis Presley, y del compositor que vamos a hablar, el reciente fallecido guitarrista y padre del rock ‘n’ roll, Chuck Berry.

Hablar de la influencia de Chuck Berry es complicado; mucho más de lo que pueda parecer en un principio, porque hablar de la huella que ha dejado en el mundo, es hablar de la huella de un estilo musical. Es cierto que su música ha perdurado a lo largo de la historia, y cualquiera puede reconocer algún riff de alguna de sus canciones casi al instante. Él no inventó el género, es cierto, fue un pionero, pero restarle mérito por ésto es una tontería. Consiguió algo mayor, consiguió poner en los oídos el estilo incluso varias décadas después. Consiguió que su música se incluyera en el disco de oro de la sonda Voyager. Porque Chuck Berry es uno de esos músicos que han conseguido que sus composiciones sobrepasen al artista.

La música del guitarrista es una fusión de estilos, que van desde el country hasta el pop, pasando por el blues o el swing, porque surgió una fusión de culturas adyacente, y todo ésto sirvió como un pistoletazo de salida para distintos grupos y bandas que se adentraban en el mundo; podemos escucharlo en alguna versión de The Beatles o The Rolling Stones, Led Zeppelin o Jimmy Hendrix. Aún así, su secreto no se encontraba en el sonido de su guitarra –que también es digno de mencionar- sino en su actitud. Una actitud que a perdurado en grandes pilares de varios géneros a pesar de los años. Desde la forma en la que Chuck Berry se movía por el escenario como si fuese una obra de teatro, hasta las historias perfectamente medidas que encandilaba a todo el público, dispuesto a escucharlas. La propia Johnny B Goode, que trata sobre un chico de campo que quiere tocar la guitarra; o Sweet Little Sixteen, que cuenta la historia de una chica que quiere ir a un concierto de rock ‘n’ roll.

(Globe Photos/ZUMAPRESS.com)

Trataba temas adolescentes de la época. Además, a estas historias que podías ver casi visualmente, como si fuesen cortometrajes, añadimos la forma en las que implementaba. No se limitaba a ponerlas sobre una instrumental, cada riff de guitarra estaba medido, y cada arreglo que hacía, al terminar alguna que otra frase, te permite descansar, para no abrumarte con la letra, ni tampoco te aburre dejando que la instrumental corra sin ninguna información más. Es decir, cuando escuchamos un tema de Chuck Berry, escuchamos una obra bien trabajada en sus formas.

De todos modos la influencia de Chuck no se limita a la música sólo; también existe un pequeño hueco para el cine. Nos ha dejado escenas memorables que, sin sus composiciones, quizás no hubiesen sido lo mismo. Lejos del ejemplo de la ya nombrada Regreso al Futuro, el baile de John Travolta y Uma Thurman en Pulp Fiction es a ritmo de Never Tell You, canción que escribió durante su estancia en la cárcel. American Graffiti, la segunda película de George Lucas, es otro ejemplo con algunas de sus canciones entre su BSO.

El pasado 18 de marzo, la noticia de su muerte, a los 90 años de edad, se hizo mundial. Con su fallecimiento, todos perdimos a un músico, pero no su espíritu. Puede que él no inventara el rock, porque el rock no es algo que invente una sóla persona, sino que se construye con la aportación de cada músico, pero sí es un pilar fundamental de éste; Chuck Berry escribió la banda sonora de una generación entera, y que perduraría en el tiempo. Por eso mismo, con su fallecimiento, todos perdimos a un padre, al padre del rock and roll.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s