En defensa de Liam Gallagher

Como ya avanzamos en el último artículo, faltaba la otra parte. La defensa de our kid. Del alma y la voz de Oasis.

No es necesario, para defenderle, desmontar todo lo dicho ya de él. Sería hipócrita y ridículo. Es mucho más sencillo: lo que se dijo es también su principal virtud.

¿Quién era Noel?

Probablemente, un introvertido y desenfrenado roadie de los Inspiral Carpets no tenía todas las papeletas para convertirse en una estrella mediática. No era un hombre de focos, en efecto. Le costó serlo.

Sin duda, Noel optó por el camino más fácil. Ir aupándote progresivamente junto con tu éxito, tu fama, tu seguridad. Sin negar su talento, es un pretexto realmente cómodo. Y sin Liam no habría sido posible.

Con todo su talento, Noel entra verdaderamente en la escena musical con 27 años. Difícil discernir su éxito sin la casi milagrosa aparición de la banda que hasta entonces lideraba su hermano. Se necesitaban, y gran parte de la culpa, es de Liam.

Liam nunca falla en las entrevistas –al igual que Noel. De ahí su tono burlesco, el mismo que cuando dijo que sólo tenía que “salir ahí fuera y molar un huevo”. Realmente, era mucho más que eso: era dar la cara, enfrentarse y exponerse ante el público; y dejar una voz para la historia y una imagen como señas de identidad. Porque eso es Liam. Es identidad, y es alma.

wishing-the-suuuuuuunnnnsheeeeiiiiiiiiiinnnnee-would-come-out.jpg
“Lately, did you ever feel the pain?
In the morning rain as it soaks you to the bone”

Por muchas malas pasadas que le hayan podido jugar los años, os invito a recordar esas pistas de Definetely Maybe. Esas grabaciones en directo de aquellos años. Algunas realmente impresionan.

Y es que, en la música, los frontman son necesarios. Más aún, cuando no tienes nadie más en el grupo que hiciera ese rol. Cabe recordar que, en los primeros años, Noel estaba lejos de ser un frontman. Liam, al contrario que sus amigos, parecía haber nacido para hacer exactamente eso. Dar un paso al frente.

Su registro vocal difícilmente equiparable, su pose en el escenario, su famosa pandereta. Todo eso es y va a ser siempre puro Oasis. Porque Liam es Oasis, y Oasis es Liam.

giphy (5).gif

Curiosamente, muchos expertos comentan que su típica pose en el escenario es, en parte, responsable también de su pérdida de calidad vocal a lo largo de los años. Al parecer, los que saben de canto advierten que cantar encorvado e inclinado al micrófono no es lo mejor. Pero claro, Liam estaba lejos de querer ir a clases de canto. Eso era cosa de “students”. Así era él, y creo que todos los fans se lo tenemos que agradecer.

SDIM3349.small_-1024x683.jpg
(vía johnboucha.com)

Es normal que Noel, al ver en directo a la que en principio era solo la banda de su hermano, deseara formar parte. La voz de su hermano y todos sus amigos eran justo lo que él y sus canciones necesitaban, y él lo supo. Liam bromea –también en el documental Supersonic– que Noel les rogó entrar. Por supuesto, Noel tiene una versión distinta; y es que, en definitiva, no están de acuerdo en nada.

Estos entrañables mancunianos son difíciles, pero es eso mismo lo que les hace grandes, lo que hace que sean para muchos las últimas estrellas de rock. Esto, lo llegó a decir el propio Noel, comparando su filosofía de grupo con el control que tienen actualmente las industrias sobre los nuevos grupos. Ya no está tan presente ni esa maldad ni ese salvajismo rockero, y ese es un espíritu clave en Oasis. ¿De las discusiones y malas pasadas? Maybe I don’t really wanna know.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s