Entrevista a Zahara: «Ahora más que nunca el feminismo está en los pequeños gestos»

Angry is the new sexy. Y Zahara lo sabe. Suena el deshielo, que bien podría ser cierto con los más de 30 grados que hay fuera. Aún así, habría firmado por quedarme en agosto a vivir. Al menos unos diítas más.

Y en las manos, ‘Trabajo, piso, pareja’. Él y Ella. Clarisa, Marco y su juego a dos voces en una historia que difícilmente podría definir como amor. Más bien como “la vida con treintaipocos”. De conciliación, rutina y ‘jaleo, jaleo’. Un grito de actualidad que mezcla frustraciones laborales, problemas de convivencia y de formas de entender el orden, maternidad y muchas otras preocupaciones de los millennials.

Y todo ello con café (del de verdad), tortilla de patatas (con cebolla) y mucho Madrid.

Zahara ha compartido siempre su pasión por la música , componiendo su primera canción a los 12 años, hasta que llegó La Fabulosa Historia de…., La pareja tóxica, Santa y muchos otros proyectos de la mano de su guitarra. Hoy hablamos con ella de la sociedad moderna, de música, feminismos y de su nueva novela, ‘Trabajo, piso, pareja’, de la que ya podemos encontrar la quinta edición.

 

Empecemos por las cosas que has demostrado dominar. La música y ahora los libros. Si tuvieras que escoger una de tus canciones para describir ‘Trabajo, piso, pareja’, ¿cuál sería?

Son muchas y a la vez ninguna. Ese es el motivo por el que decidí escribir este libro. Las canciones se me quedaban cortas para expresar todo lo que quería contar. Hablo del amor, de lo complicado que es, del despecho o de la ira en mis canciones pero siempre de manera encapsulada. Aquí puedo dar rienda suelta a todas la gama de emociones que aparecen en una relación y, sobre todo que desaparecen, de una manera más explícita y extensa.

Después de leer tu novela queda muy claro que el cambio constante es parte de la vida pero, ¿dirías que es un final demasiado pesimista?

Creo que es el final que tenía que tener. Si prestas atención desde el principio te darás cuenta de que no había otro final posible.

A veces nos empeñamos demasiado en intentar que las cosas funcionen cuando sabemos desde el inicio que no deberían continuar. Nos aferramos a una pasión inicial, a unos gustos compartidos para crear algo sin una base sólida. En ese sentido no me parece que sea pesimista, creo que es necesario.

¿Tuviste claro que terminaría así o, como Marco, te surgían dudas que te llevaban a borrar y volver a escribir?

Empecé por el final, literalmente. Tenía muy claro de qué quería hablar. La trama romántica me interesaba menos. Sobre lo que yo quería escribir era sobre la mediocridad, lo complicado que es conciliar la vida profesional y la personal, lo duro que es saber decirle que no a las cosas a tiempo antes de convertirlas en una caricatura. Tuve que crear toda una trama inicial para llegar ahí, pero precisamente el final era lo que más claro tenía.

14982085874494.jpg
“Las canciones se me quedaban cortas para expresar todo lo que quería contar”

He tenido que doblar muchas páginas para registrar fragmentos que me han ido gustado del libro. Uno de ellos, probablemente, por ser algo que casi todo el mundo ha vivido: “Es curioso cómo el principio y el final de una relación se parecen tanto. Dos completos desconocidos que no saben comportarse con naturalidad” y además lo ejemplicas en el diálogo en el que se explican cómo encender el agua caliente.¿Crees que este podría ser un resumen de las relaciones de pareja de hoy en día?

Muchas gracias por lo que dices.

Creo que ejemplifica bien lo que nos pasa. Vivimos una época de parejas que van rotando y no es una crítica, es una observación. Continuamente nos enfrentamos a ese principio y a ese final. A ese tener que explicar lo obvio. A ese desconocimiento continuo.

Hemos seguido en redes sociales que agosto ha sido un mes de viajes al norte, comidas con pasas en Bilbao, trenzas y descanso, pero ¿qué nos puedes contar del nuevo disco? ¿Tienes algún otro proyecto en mente?

Jajaja. Ha sido un verano de buscar el fresquito y la belleza y el norte de España ofrece ambas cosas. A la par he estado trabajando en el nuevo disco. Me gustaría que estuviera para el año que viene y tengo muchas de las canciones que habrá en él ya compuestas. No sé cómo sonará aún porque estoy en esa primera fase de creación donde todo es libre y no hay una búsqueda de unidad sino de expresión sin barreras

Así que cuando tenga todas las canciones que quiero para este disco compuestas decidiré a qué tiene que sonar. Fueron los pasos que seguí con Santa y me funcionaron bien así que eso pienso repetirlo.

Y por ahora en lo que llevo hay de todo. Canciones reflexivas, muchas historias, superación de obstáculos, momentos bonitos de mi vida… Ni tan feliz como muchos creen ni tan melancólico como suelo hacer.

la_lista_de_canciones_perfecta_para_salir_a_correr_294849596_1200x.jpg
vía Vogue

 

Al final, supongo que hay un poco de Zahara en todos los personajes pero, ¿quién es más tú? ¿Clarisa, Marco o Claudia?

Sí que hay mucho de mí en todos, muchas parcelas de mi manera de ser reservadas a algún personaje en concreto. Cuando terminé el libro yo misma me hice esa pregunta y mira, de todos los que hay con el que más me identificaba era con Claudia. Ese pepito grillo incómodo que siempre le dice a sus amigos lo que tienen que hacer. Para bien y para mal muchas veces soy así.

Clarisa parece adorar su libertad. Es una mujer moderna, también en la forma de tratar la sexualidad, por ejemplo. ¿Crees que el feminismo está también en pequeños gestos como el de crear a personajes que rompan con los estereotipos?

Creo que es necesario que así sea. Ahora más que nunca el feminismo está en los pequeños gestos. Hemos conseguido grandes cambios en la historia de las mujeres, algunos tan grandes o visibles que hacen creer a algunos que ya está todo hecho, superado, que ya hay igualdad, que no hay nada por lo que luchar. Y lo siento, pero no. Nos queda mucho por hacer.

Que cada vez haya más personajes femeninos independientes y fuertes, libres e inteligentes en la cultura ayudan a crear un referente en el que las próximas generaciones podrán mirarse, entenderlos como naturales.

Entre estos estereotipos deteriorados, uno que subrayé sucede al inicio de la novela: Clarisa mira a un chico y cuenta que él “ya no es cazador, quiere algo más, quiere ser el salvador que cree que busco”. Un poco a lo principe Disney mientras ella solo busca algo de diversión, ¿no?

Exacto. Cuántas veces nos hemos encontrado con el chico que nos quiere rescatar porque cree que nuestra libertad sexual es una cárcel… Tienen que cambiar mucho las cosas para que se entienda que una mujer puede querer estar con un hombre solo una noche y no pasa nada. Como tampoco pasa nada cuando es al contrario. Hay que respetar las apetencias, los gustos, los momentos de la persona con la que queremos intimar, sea una noche o todo lo que se pueda.

Como no podía ser de otra forma, encontramos un guiño a la cultura. Aparece música, tanto que podríamos decir que ‘Trabajo, piso, pareja’ tiene banda sonora

Era mi intención. Mientras escribía contemplaba las escenas desde mi ordenador. Para mí ellos estaban vivos y como si de una película se tratase esas escenas tenían un director de fotografía, un cámara… Una vez montadas, por supuesto, necesitaban banda sonora. Las canciones que aparecen en el libro te ayudan a entender que están viviendo.

Puedes escuchar la playlist https://open.spotify.com/user/zaharapop/playlist/11QPiVZaLvkeEbUpyPVYNa mientras lees la novela, parándote en ellas cuando se mencionan. No están ahí por casualidad, ayudan a crear el ambiente del momento, pero también aportan a la trama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s