Alessandro Lucarelli, el último romántico

Corren tiempos oscuros en Europa, la traición está a la orden del día, y hasta el jugador que menos esperas es capaz de traicionar al equipo de su vida por ganar unos millones más, y así tener una pensión aún más elevada de lo que era de por sí. Atrás quedaron los Fran, Maldini o Giggs y salvo en contadas ocasiones, los fieles está en peligro de extinción.

Uno de esos románticos que se niega a aceptar la nueva ley imperante en el fútbol moderno es Alessandro Lucarelli, defensa central del Parma.

Hasta después de 12 años jugando como profesional no llegó al club más grande (con el permiso del Bologna) de la Emilia-Romagna, uno de los distritos del norte de Italia. Aterrizó en 2008 procedente del Genoa, y casi 10 años después continúa a sus 39 años en el club que le dió la oportunidad de seguir sintiéndose jugador de fútbol tras pasar por 4 equipos en 5 años.

La historia moderna del Parma está repleta de alegrías: En los 90 ganó dos veces la UEFA y tres veces la Copa de Italia, convirtiéndose en un equipo reconocido en Europa. También ha contado con jugadores de clase mundial como Hernán Crespo o Faustino Asprilla (segundo y tercer máximos goleadores históricos); o más recientemente Antonio Cassano.

Pero igual que le pasó al Deportivo de La Coruña o al Rangers en Escocia, todo lo bueno que les sucedió en los 90 y principios del 2000 tuvo consecuencias fatales en los años venideros. Parmalat, empresa que de aquella era líder en la producción de leche UHT y principal contribuyente al equipo, quebró hasta el punto de casi desaparecer en 2003 por culpa del propio fundador, Calisto Tanzi, declarado culpable por malversación de recursos. La gran compañía de lácteos se encontraba con una deuda de más de 14.000 millones de euros, y el club que se había hecho un hueco en Europa se sumergiría en una crisis que duraría 14 años.

A partir de ahí, la caída del club italiano sería patente. Se salvaría del descenso en el Play-off contra el Bologna en 2004, descendería en 2008, pero a la temporada siguiente volvería a ascender, eso sí, con otros dueños. En este sube y baja, llegaría ese mismo año nuestro romántico, Alessandro Lucarelli. Un defensa de poco más de 1,80 metros, expeditivo al corte y con un peinado que recordaba al gran Paolo Maldini.

Pese a llegar tarde a ‘I Ducati’ las ganas que imprimía en cada jugada hicieron ganarse rápidamente el cariño de sus aficionados, que se agolpaban a comprar la maglia con el ‘6’ de Lucarelli a la espalda.

La situación del Parma parecía haberse estabilizado deportivamente, tras haber ascendido, el peor puesto que alcanzaron fue el undécimo, llegando incluso a ser sextos en la 2013-2014. Pero en lo económico la situación empeoraba año a año. El nuevo dueño, Tommaso Ghirardi, multiplicó la deuda del club hasta llegar a una situación insostenible en 2015.

La situación era insostenible, los jugadores no cobraban lo que llevó a que ocupasen la última posición durante todo el año. Ni siquiera podían jugar en su estadio, puesto que no había dinero ni para pagar la iluminación. El 29 de abril, a falta de 5 jornadas, se confirmaba su descenso tras una derrota por 4-0 frente a la Lazio. Casi dos meses después, el club dejaría de existir y el Parma Football Club se refundaría con el nombre de ‘Parma Calcio 1913’ que competiría en la Serie D.

Casi todos los jugadores hicieron las maletas, si no cobraban ellos no querían estar en ese club. Solamente uno, un guerrero se quedó con el club hasta el final. Él es Alessandro Lucarelli, alguien que encontró el amor en Parma, donde se le dió la oportunidad de volver a sentirse futbolista unos años atrás y que dos años después de la tragedia, tras dos ascensos consecutivos continúa intentando devolver al Parma al lugar de donde nunca debió dejar, la élite del fútbol italiano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s