Operación Triunfo: naturalidad y realidad

Una vez más, y no sabemos si última, Operación Triunfo ha regresado con su novena temporada. Contra todo pronóstico, y después de la poca audiencia que tubo la anterior edición, los concursantes de OT han vuelto para desatar de nuevo el fenómeno fan en España.

Dieciséis años han pasado desde el éxito televisivo que tuvo la primera edición, y de la que salieron algunos de los artistas del panorama musical español actual. Este año 2017-2018, Televisión Española ha apostado de nuevo por el programa de Gestmusic que busca promocionar nuevos cantantes. Es así como una vez más ha vuelto a crearse un gran fenómeno fan que semana tras semana sigue ampliándose. Ahora OT está siendo lo que fue en 2001 para las generaciones de por aquel entonces. Pero ¿qué es lo que diferencia esta edición de otras e incluso de la primera? Y, sobre todo, ¿por qué está gustando tanto?

Esta vez, el aumento creciente de sus seguidores se debe en gran parte a la importancia y fuerza de las redes sociales. Además, en esta ocasión contamos con el 24h en su canal de Youtube y la App oficial del programa, que permite votar cada semana al favorito/a y salvar a los nominados/as.

Aun así, no todo se debe a estos elementos tecnológicos, sino que esta edición nos esta regalando pura naturalidad y realidad por parte de los concursantes. No solo son sinceros y naturales en el directo cuando “representa” que no los ve todo el país, sino que también lo son todos los lunes, en cada gala. Se habla absolutamente de todo, y sin tapujos, como debe ser. Y es que, con todo esto, se crea una empatía hacia los concursantes que hace que los espectadores nos sintamos identificados con cada uno de ellos/as. Nos representan en muchos momentos con sus comentarios y situaciones diarias.

Otros factores importantes en esta temporada han sido: la variedad de canciones seleccionadas para cada gala ˗de diferentes géneros˗, las habilidades musicales de los concursantes y las charlas de artistas nacionales. Como dijo en su visita a la academia Alberto Jiménez de Miss Caffeina «A parte de traernos a gente que no somos tan mediática para hablar con vosotros, todos veo que tocáis, componéis…como que sois mucho más musicales. Eso mola “mogollón”»

Por otro lado, volviendo a la naturalidad, los concursantes son un reflejo de la realidad y son conscientes de muchos de los temas sociales que preocupan y se reivindican constantemente. Ha sido así como, por ejemplo, Alfred, uno de los concursantes de este año, se ha visto en diversas ocasiones con camisetas con diferentes mensajes. Algunas de estas con palabras como “Feminist” y el logo de “Open Arms”, una organización que rescata a refugiados del Mediterráneo. También, se dan diferentes visiones de temas como la depilación femenina y la carga social que conlleva. Los mismos profesores de la academia visten camisetas que dan pie a hablar de estos temas, como la de Javier Ambrossi con su mensaje: “Protect Trans Kids”, protejamos a los niños “trans”.

Y es que, en general, no hay grandes distinciones ni discriminaciones, sino que hay respeto.  Si hay que interpretar una canción de amor entre dos concursantes del mismo sexo se hace como se debe, sin prejuicios y con total naturalidad. Que lo vea España.

KJSGH9j7 (1).jpg

Con todo esto, mucho se compara Operación Triunfo con Gran Hermano, programa de telerrealidad emitido por Telecinco. Y tengo que decir, que, aunque mucha gente intenta que lo parezca, no lo es, ni pretende serlo. A pesar de que hay un 24h, este no tiene permitido grabar en las habitaciones de los concursantes y su emisión termina a las 23h para volver al día siguiente a las a las 9h aproximadamente. Además, como hemos dicho, se mencionan temáticas sociales, pero también se aprenden muchísimas cosas.

Porque, ¿alguien sabía que la famosa canción de You are so beautiful de Joe Cocker no era realmente de él, sino que originalmente era de Dennis Wilson, batería y fundador de The Beach Boys? Personalmente, desconocía esta información, pero fue con la clase de Guille Milkyway (La Casa Azul) sobre cultura musical donde lo descubrí. Invitados estáis a ver sus clases.

Así pues, habrá que dar gracias a este programa por la visibilización de muchos, todavía, tabús y para apreciar de nuevo la música. OT ha vuelto para romper con todo y hacer de esta edición la edición con mayúsculas de Operación triunfo.

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.