Wilshere

El último hooligan del norte de Londres

Son las diez y media pasadas de un martes 19 de junio. Jack Wilshere acaba de anunciar en un post de Instagram que dejará su club, el club de sus amores, el Arsenal, cuando finalice su contrato a finales de junio.

El fútbol inglés es un mundo completamente distinto al del resto del mundo. La pasión no conoce de horarios, divisiones, dueños de clubes o resultados de sus equipos semana tras semana. En un país tan identificado con el equipo de casa emerge como contexto el gran monstruo económico que es la Premier League. Pocos consiguen escapar de tal tela de araña que atrapa a los jugadores a golpe de talonario, frenando e impidiendo que la gente de la casa se haga un hueco en el primer equipo. El jugador de casa tiene algo especial. Todo lo que rodea al fútbol inglés se ve impregnado de un ambiente un tanto “hooligan, del que, como no podría ser de otra manera, los jugadores de la casa maman desde pequeños.

Posiblemente el máximo exponente actual de tal tipo de jugador haya sido Jack Wilshere. Su vida gira en torno al Arsenal. Se unió a la academia gunner a los nueve años, en 2001, y en julio de 2008 fue convocado para realizar la pretemporada con el primer equipo. Desde entonces, sólo las lesiones han podido parar su compromiso con el primer equipo del club londinense.

“Quien besa un escudo no es para irse al día siguiente a otro equipo.” – Jack Wilshere al termino de la temporada 2010/11 cuando se le relacionó con el Manchester City.

Más allá de lo puramente futbolístico, truncado en varias ocasiones por las lesiones, lo interesante de Wilshere es ese espíritu “hooligan” que tanto representa. El odio al rival es uno de los componentes básicos de este espíritu. La rivalidad en el norte de Londres entre Arsenal y Tottenham Hotspur es más que conocida. Tanganas constantes entre ambos equipos cuando se enfrentan, títulos conquistados en el campo del rival (los Invencibles conquistando la Premier League en el año 2004 en White Hart Lane) y recuerdos en celebraciones, en donde Jack ha sido protagonista, llegando a ser multado por la FA tras proferir insultos hacia el Tottenham en la celebración de la FA Cup 14/15.

FBL-ENG-FACUP-ARSENAL-ASTONVILLA
Wilshere: ‘What do we think of Tottenham?’ Fans: shit. Wilshere: ‘And what do we think of s***?’ Fans:’Tottenham.’

Quizá el Arsenal no pierda mucho futbolísticamente con la marcha de Wilshere, pero pierde a uno de sus principales estandartes en cuanto a representación con la afición. Pierde a uno de esos jugadores que aunque haga diez partidos malos, nadie lo dirá, porque los hinchas saben que se deja la piel más que ningún otro. El Arsenal pierde en un mismo verano a Wenger y a Wilshere, dos de las piezas más importantes del club en cuanto a pasión y compromiso. En estos tiempos de deriva sentimental en el fútbol, ¿importa más fallar un pase de gol o no sentir el escudo? Jack sabría que responder.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.